viernes, 30 de diciembre de 2011

EN EL 2012 ... DIEZ RAZONES PARA MEDIAR


EN EL 2012… DIEZ RAZONES PARA MEDIAR
Se nos acaba el año pero… tenemos tanto por hacer, que no puedo mas que agradecer todo lo que he aprendido este año, han sido tantos cursos de formación, tantas jornadas y tantos encuentros que no es posible enumerar que he sacado de cada uno de los que he tenido el honor de ser invitado pero no me resisto a no enumerar las diez razones que hacen de mi profesión de mediador mi razón para trabajar y quiero compartirlas:
1.- Me gusta trabajar por y para la justicia, más que para el derecho, porque si este no es justo… cambiemoslo
2.- Me gusta enseñar a escribir (a mediar) porque todo el mundo tiene derecho a ello.. pero se que muy pocos pueden ser escritores (mediadores)
3.- No hay mejor medicina para los mediadores que enseñar que estamos en el camino cuando conseguimos que las personas se reconozcan entre si y comprendan sus diferencias aunque no las compartan.
4.- Me gusta pensar que un conflicto puede ser positivo y que es una oportunidad para aprender
5.- Siempre defenderé que la mediación es una “actitud”, más que un proceso, un método o una técnica
6.- Pienso que no hay mediaciones de un lado y de otro, de un tipo o de otro, sino que es un trabajo cuyo apellido lo pone el conflicto
7.- No hay otra salida que la mediación si quienes están enfrentados…. Continuaran relacionándose en el tiempo.
8.- Me gusta pensar que no tenemos oytro poder que el de la palabra para comprender los conflictos
9.- La mediación te hace libre, ya que no hay libertad sin posibilidad de elección en la gestión de los conflictos
10.- He aprendido que no es tan importante ofrecerte como mediador, a que te legitimen y te pidan una mediación

Motivación no nos falta porque creemos en la mediación. Feliz año 2012 a todos. Javier Alés

viernes, 9 de diciembre de 2011

DESAPRENDER PARA APRENDER


Estos últimos tiempos se ha desempolvado un dicho muy antiguo que numerosos autores han utilizado... para poder aprender mas y mejor hay que "desaprender". Incluso en España se ha realizado en televisión un programa donde diversos profesionales dan su opinión en este tema. Pues bien esto es algo que venimos también pronunciando los profesores de mediación: La mediación no debe ser patrimonio de ninguna profesión anterior y si beber de todas las disciplinas que ayudan a formarte como mediador, pero quizas lo más importante es que para sentirte mediador debes "desaprender" de la profesión de la que venimos, porque quizas solo asi podremos diferenciar, mediación, de terapia, conciliación, orientación, asesoramiento, consejero, etc.
Solo desaprendiendo volvemos a aprender. Recuerdo también muchas cosas que nos enseñaron, que con el paso del tiempo tienes que matizar para comprender la multiculturalidad, respetar a los demás y sobre todo "reconocer en el otro su parte de razón" aunque no la compartamos porque pensemos que está equivocado en su planteamiento. Muchas veces pienso que cuanto menos sepamos... mas libres somos.

En estos últimos años he tenido que "desaprender" muchisimo y darme cuenta que cada día aprendemos algo nuevo y quizas solo asi podremos ser "sastres de los sentimientos y conflictos de los demás". Abrazos a todos

sábado, 5 de noviembre de 2011

¿PUEDE SER POSITIVO UN CONFLICTO?




Pues claro que si

El conflicto siempre tiene un detonante negativo de partida, de perdida, de enfado, de exclusión. El conflicto es un hecho social universal y necesario que se resuelve en el cambio. la lógica se basa en el principio de contradicción pero el lado más positivo está asociado con el cambio, es decir todo problema pasa por momentos de conflicto entre como quieres estar y lo ocurrido, pero si lo ves de forma positiva es una gran oportunidad para crecer, que de no haberse producido quizás no hubieras mejorado en tu situación.

A esto podemos añadir el enriquecimiento que produce la búsqueda de sus soluciones, la aparición de nuevos puntos de vista que te aporten aquellas personas que te ayuden, la necesidad de mirar las cosas de diversas maneras, lo que te está sirviendo en definitiva para aprender y para crecer.

martes, 27 de septiembre de 2011

TECNICAS TEATRALES PARA MEDIACION


TECNICAS TEATRALES PARA MEDIACION. OBJETIVOS El espacio teatral puede aportar al desarrollo individual de los mediadores de diversas maneras para mejorar, y que cada vez seamos mejores (una de las cuestiones que cada vez más me demandan en formación mediadores experimentados que quieren seguir aprendiendo y reciclándose). Cada uno lo asimila, utiliza y vivencia de manera diferente y con diversas consecuencias para luego ponerlo en práctica en sesiones de mediación. Sin embargo, hay determinados elementos que el teatro permite observar y que en otros ejercicios o espacios pueden pasar más desapercibidos pero que a la hora de que nos legitimen para mediar o de interactuar con nuestros mediados son indispensables. Estos elementos son los que componen los indicadores con los que debería trabajarse a la hora de formarnos en procesos individuales. Los resumo en la siguiente relación:

La Corporalidad - La presencia en un escenario, el ritmo, la precisión en los movimientos, la coherencia entre lo que se dice y cómo responde el cuerpo, la forma de dirigirse a otros, todos estos elementos se proyectan de manera especial y casi amplificada cuando una persona está actuando. El cuerpo tiene absoluta elocuencia respecto a la autenticidad de la emoción, incluso es determinante enella (Bloch, 2002). Observar a las personas que conforman el taller desde su corporalidad es tener una llave a procesos internos. Nos hemos dado cuenta , que muchos mediadores, muestran una presencia poco consciente y desordenada en la escena de la mediación. Esto significa que no logran ocupar un espacio fijo y sólido en las sesiones, con ello no digo que se muevan….sino que están pero no están. A través de diversas estrategias, se trabaja en el taller de teatro para mejorar la conexión de los participantes con su corporalidad, con su control, sus movimientos, la precisión y ritmo en los mismos, su presencia escénica

La Expresividad - Tener capacidad de expresión implica varias cosas: que hay opinión (por tanto capacidad de análisis), que hay capacidad de síntesis, que hay un adecuado uso del lenguaje. Estas capacidades deben ejercitarse para que se desarrollen, y se hace básicamente en ambientes que propicien precisamente la opinión de cada individuo y potencien la capacidad de expresarla. Por esto, en el taller de teatro se hace especial énfasis en el análisis y comentario de todas las escenas creadas, con el fin de promover las herramientas que apoyan un criterio y una mirada propias.

La Creatividad - Por los motivos ya expresados anteriormente, el desarrollo de la creatividad artística es un objetivo central en el trabajo de grupo e individual. Si bien se trata de una capacidad que se desarrolla desde el individuo, hemos observado cómo, a medida que pasa el tiempo en el taller de teatro y mediación, aumenta la capacidad de inventar historias y éstas adquieren cada vez mayor complejidad: son más ocurrentes, más largas y con más recovecos. También es importante resaltar que no todos los individuos crean con las mismas herramientas. Para evaluar el proceso creativo en una persona no basta considerar las historias que inventa y narra, pues se trata de una capacidad que puede desarrollar a través de creación de personajes, de movimientos, de gestualidades. El desarrollo de la creatividad artística, en fin, no solo es un condimento de gran riqueza para la propia vida, sino que ayuda a otros procesos cognitivos e intelectuales que lleven a buscar salidas de los conflictos

El Rigor: el desarrollo del rigor y de la disciplina tiene que ver con el desarrollo de la capacidad de aprender. A través de ejercicios sencillos, como las coreografías, se ejercita esta capacidad y se logran importantes avances ya que de alguna forma, se rompe con que la “flexibilidad” de una mediación, no está reñida con su rigurosidad o orden. La idea de que hay que realizar un esfuerzo para lograr metas esperadas es también muy importante en nuestra formación

Las Relaciones vinculares. El considerarse parte del grupo es fundamental para que funcione la capacidad reparatoria que tiene el teatro. Potenciar este sentimiento de lealtad y de elegir estar en un espacio porque a uno le interesa y motiva lo que ahí ocurre, es una enseñanza importante que se ejercita y que entiendo es la clave del objetivo de los mediadores ya que partimos de su voluntariedad y de que están allí porque quieren. Estos serían los objetivos a cumplir… ¿os atrevéis?. Un abrazo. Javier Alés

lunes, 19 de septiembre de 2011

TACTICAS Y ESTRATEGIAS



Cuantas veces habremos oído decir… pero tu en este caso que harias? . Los mediadores en formación nos demandan tácticas o estrategias para intervenir… y nunca mejor dicho porque no se tratan de técnicas específicas que tienen detrás toda una cienciología del hacer y el deshacer. Hablamos del pronto, de la inmediatez, de la “atención primaria” si me permitis decir, esperando un diagnóstico del que hacer, aun cuando después podamos depurar nuestra acción con un estudio pormenorizado del conflicto.
Y es aquí, en este punto donde me atrevería a contaros que hago yo, que tácticas utilizo y sobre todo, para que sirven. Porque en el día a día mediar supone enfrentarnos a que los mediados desean evadirse, al situaciones de regateo y a posiciones y peticiones exageradas para una negociación por los siguientes motivos:
§ Evasión de los mediados porque comprometerse es arriesgado, principalmente porque Si nos retractamos una vez comprometidos, la reputación se verá dañada
§ El regateo, Al reducir lo que se pide el resultado es más aceptable para la otra parte y La concesión puede tomarse como síntoma de debilidad
§ Solicitar cuestiones exttremas y exageradas puede proteger su posición real
Además Recibe información de la otra parte de sus verdaderas intenciones y Ancla la Zona de posible acuerdo, de tal forma que al final habrá que hacer alguna concesión
¿Qué hacer entonces? Pues ahí surgen las tácticas.
Puedes utilizar EL ESPEJISMO, así puedes conseguir que pidan algo que no interesa especialmente, haciéndoles ver que han obtenido un gran triunfo y con ello seguir adelante (al igual que en el desierto buscamos ese oasis que vemos al fondo y eso hace que queramos seguir adelante);
Y porque no… LA SORDERA PREMEDITADA; de tal forma que puedes decirles en las sesiones… “No lo entiendo... Entonces que es lo que realmente le interesa”, “Yo pensé que...”… lo que realmente buscamos es la “limpieza del mensaje”, ya que una vez que repiten sus intenciones van desprendiéndose de aquello que decían y que verdaderamente no interesaba.
Y que me decis… del DESCANSO; Sugerir un receso en medio de una mediación , para dar oportunidad de pensar los soluciones que se proponen
O EL BANQUILLO, en el que como en el deporte, se sustituye al mediador/negociador para poder retomar el pulso de la negociación
Os puedo decir que más de una vez ese móvil inoportuno... que suena… y Que da lugar a que se encuentren solos y abran un debate diferente del que eres partícipe secundario por UNA LLAMADA INOPORTUNA os puede abrir la posibilidad de encontrar otro escenario para la negociación.
Y para el final os recomendaría… EL SILENCIO, con el que prolongar deliberadamente los silencios que se producen en cualquier conversación para con ello conseguir interiorizar las cuestiones que estamos tratando y conseguir una sesión más intensa.
Prometo hablaros en futuros temas de la Reformulación, La pregunta, el Empowerment , la Legitimación, el Reencuadre , los Semáforos, el Embudo, el Uso del rotafolios , el Uso del humor, El caucus, etc, pero me gustaba empezar por LAS TACTICAS, algo alejado de las técnicas y no tan depuradas pero que sirven para crecer como mediadores. Saludos Javier Alés

jueves, 7 de julio de 2011

FOTOGRAFIAS DE MEDIACION 4º Y ULTIMO CAPITULO



La 4ª y última entrega del fotógrafo mediador comprende una “guía para mediar”

Aquí 7 pequeños y humildes consejos que creo que nos ayudarán a hacer buenas fotografías y por tanto buenas mediaciones. Son cosecha propia, o sea que son un remix entre consejos que me dieron a mi y cosas que he ido aprendiendo a medida de equivocarme, reintentar, equivocarme, reintentar… Los consejos son para gente con cámara digital (ahora que vienen las On Line Dispute Resolución), digo esto porqué supongo que habrá nostálgicos que utilice cámara analógica.
1. Inspírate en obras de los demás: No estoy diciendo que intentes hacer la misma fotografía exacta que otro fotógrafo pero siempre va muy bien tomar ideas de otros que ya las han tenido para formar tu imaginación fotográfica. Con ello queremos decir que para hacer una buena “foto” del conflicto nada mejor que empezar con co-mediaciones, bien preparadas, sabiendo asumir los diferentes roles, pero nos ayudará a crecer como mediadores.fotógrafos
2. Ante la duda, dispara: Creeme, nunca te perdonarás no haber hecho la foto de aquel niño saltando o del abuelo sentado en la plaza del pueblo por no estar seguro de si valía la pena o por haber estado trasteando con los ajustes fotométricos de la cámara. Hay situaciones que no se repetirán y no te cuesta nada hacer la foto y después si no merece la pena la borras. En el caso de que no estés seguro de que la fotografía quede bien porqué tienes que tocar la velocidad o el diafragma (o lo que sea) pero ves que no tienes tiempo, “haz la foto”, intenta “tender la mano a los mediados” igualmente y luego ya intentarás mejorarla en el ordenador o en el trabajo de supervisión; mejor esto que no hacerla. Ya sabemos que un minuto de diálogo, puede resolver una toda una vida
3. No escatimes en Calidad: Y me refiero a la calidad de compresión como a la resolución (los megapíxeles). Está claro que como más MegaPíxeles tenga una fotografía, mejor. Hasta aquí todos coincidimos, pero una fotografía de 7 MP pero en formato .jpg comprimido al 50% no tiene calidad por muchos MP que tenga; a la mínima que quieras hacer una ampliación o un poster para tu habitación o cualquier cosa que requiera un mínimo de calidad se notarán los artefactos de compresión. Es como la música de la radio o en CD, a simple vista no se nota las diferencia pero cuando te fijas, estas son abismales. La calidad tiene que ver indefectiblemente con “la formación del fotógrafo-mediador”. Ha sido una de las obsesiones de este “viejo profesor”; creo que no se trata de “aprender mediación”, tanto o más que aprender a “ser mediador” Hay que interiorizar tu profesión, tienes que sentirte en el rol que desempeñas y después… seguro que todo el mundo te legitimará..
4. Subexponer mejor que Sobreexponer: En fotografía digital es mucho más fácil recuperar o mejorar (posteriormente en el ordenador) fotografías subexpuestas (que han quedado oscuras) que sobreexpuestas (que han quedado demasiado claras). Con esto no quiero decir que se puedan reinventar sesiones de mediación, pero si que podremos corregir errores en sesiones de mediación.
5. La cámara no siempre tiene razón: El exposímetro (medidor de luz) de la cámara puede equivocarse dependiendo de muchos factores y del modo de medición (ponderado central, matricial, etc). Si ves que la fotografía que has hecho ha quedado demasiado oscura o demasiado clara, puedes corregir la medición de la cámara manualmente elevando o bajando el EV (Valor de Exposición) y repetir la fotografía. Los mediados normalmente confían más en el mediador que en el proceso de mediación… porque es muy desconocido, por eso se requiere un gran esfuerzo personal para “reconducir” relaciones que entraron un buen día en conflicto.
6. Conoce y Rompe las normas: Como todo el mundo sabe, las normas están para romperlas. Que existan unas normas no significa que tengas que seguirlas pero es bueno que sepas que existen para que sepas que las estás rompiendo. No porqué una fotografía no siga las normas es mala, ni mucho menos. Toda composición que te entre por la vista es viable. Sólo tienes que mirar más allá, buscar “lo que es justo” ser atrevido, constante y conseguir la sencillez y claridad que muchas veces por suerte o por desgracia no tienes las normas.
7. Mejora tus fotografías con Photoshop: Hoy en día, esto es una obligación. Si piensas que esas fotos tan espectaculares que salen en las revistas no están mejoradas (que no retocadas) en Photoshop (o similar), olvídate. Una buena fotografía puede convertirse en una gran fotografía gracias a la supervisión de sesiones, de mediaciones y de nuestro trabajo; volviendo a retomar índices y pautas de negociación aprenderemos a dar pautas que sin entrar evidentemente en procesos terapéuticos, ayuden al futuro de esas “fotografías”.
Gracia siempre a todos mis alumnos y alumnas por hacerme mejor fotógrafo dia a dia.

FOTOGRAFIAS DE MEDIACION III FASCICULO



Como tercer fascículo de este particular “manual para fotógrafos” que nos iniciamos en la mediación, me atrevería a hablar de nuestra cámara y sobre todo de lo que podemos obtener si “procesamos” el resultado de nuestras fotografías.
Hay que controlar el Contraste: Después de disparar con el objetivo de nuestra cámara, cuando uno empieza a mirar las fotos, puede ocurrir una desagradable sorpresa: que las imágenes no parezcan lo suficientemente transparentes. Por eso se recomienda que Los colores naturales pueden parecer más vivos si se usa el contraste. ¿Qué supone el contraste para nosotros?, ¿Qué utilidad puede tener?, me atrevo a decir que mediante la comparación, mediante el ejemplo, mediante la parábola, podemos hacer recapacitar y con ello conseguir el “mejor contraste” en nuestros mediados, de tal forma que mejore “el color de sus relaciones” y sobre todo resalte del resto.
Una segunda actividad de gran interés es el poder Recortar nuestras fotos: Precipitarse a fotografiar algo que no se quería es otro posible error. Con la ayuda de la opción “recortar” de la cámara o de programas que después utilizamos en el ordenador o en la tienda de fotos se puede paliar esos errores fácilmente. Se puede incluso crear nuevas fotos partiendo de una sola toma de la realidad. Asi de alguna forma “resaltamos” lo que verdaderamente interesa y lo que era “objetivo” de nuestra labor, lo que queríamos enfocar. Con ello conseguimos un doble objetivo en “nuestra mediación”. Por un lado deshacernos de lo que verdaderamente no interesa y por otro crear de esa primera toma fotográfica, una nueva que refleja el verdadero “corazón del conflicto”.
Pero… ¿porqué no tener Más espacio para la creatividad:? Al final, ¿por qué no guardar la imagen original, así como la nueva una vez que la hemos recortado? Tal vez después de algún tiempo se tendrán nuevos momentos de inspiración y puede ser útil si hay espacio para editar posibles cambios. Tal vez, con el paso del tiempo en la mediación, podemos retomar la “primera fotografía” y por tanto ver como hemos mejorado y como hemos cambiado el objeto de nuestro “interés”, pudiendo volver hacia delante o hacia atrás para refundir el verdadero trabajo en mediación.

LA FOTOGRAFIA DE LA MEDIACION II CAPITULO



como buenos fotógrafos/mediadores, debemos continuar con nuestra técnica depurada. Aquí va el 2º “fascículo” de nuestro particular “revelado de los conflictos”
Paciencia, iluminación y espontaneidad
1. Paciencia: Digamos que se desea tomar una imagen de, por ejemplo, alguna persona , de las olas del mar o la puesta del sol. En este caso, sería bueno esperar tanto como sea necesario hasta que llegue el mejor momento para hacer la foto perfecta. Sin embargo, "atrapar" la mejor fotografía requiere un momento concreto del día o incluso una estación específica. No se si compartis conmigo que lo mismo ocurre en la mediación, de tal manera que poco a poco, a fuego lento, sabiendo que todo tiene su momento, conduciremos nuestras negociaciones al punto álgido donde las partes compartan el interés común y todo gracias a la paciencia

2. Una buena iluminación: Por otro lado, debido a la poca luz en las fotos interiores a menudo pueden parecer oscuras. El promedio del flash puede abarcar un área de hasta dos metros. Si se desea fotografiar un objeto que está a más de dos metros de distancia, probablemente no se alcanzará el resultado deseado. Sería mejor acercarse al objeto y evitar el reflejo si hay alguna luz cercana. El espacio en mediación nos ofrece la oportunidad de acercarnos a las personas que ayudamos hasta el límite que ponga la credibilidad, la confianza y el respeto mutuo y la iluminación procede de la ilusión que las partes pongan en el proceso.


3. Espontaneidad: No estaría mal evitar que la foto parezca estática, incluso si se va a hacer una foto de unos amigos que están en una roca sobre el mar. Hay que fotografíarles mientras se están preparando. Se ha de luchar por la espontaneidad. Este tipo de fotos son mucho mejor que aquellas en que todo el mundo esté posando. Y, probablemente, hará que después de unos años, al recordar los momentos se compartan algunos recuerdos de que se estaba haciendo en el momento de la fotografía. De igual forma la mediación nos ofrece la flexibilidad de adaptar las historias de tal manera que se programen en el tiempo, que no sean estáticas, que sean perdurables y que como han costado encontrarlas y respetarlas, a buen seguro se valorarán con mayor fuerza, por la espontaneidad con la que se produjeros. Con ello se desmitifica la negatividad de los conflictos y se ven como una oportunidad para crecer de forma positiva.

domingo, 26 de junio de 2011

EL INTERES EN EL PROCESO DE MEDIACION



Muchas veces he mantenido que el trabajo de mago y mediador, me hace ver muchos paralelismos entre ambas profesiones. Una más es el interés. Cuando un mago hace una presentación de su magia consigue antes de que empiece su actuación, recabar el interés de su público; ¿como?, mediante una historia, un cuento, una leyenda e incuso haciendo salir a diferentes personas al escenario para realizar su actuación con la complicidad de los mismos. De tal manera que si ha conseguido un gran interés antes de iniciar su juego, cuando realiza este, durante los 5 minutos que dura la percepción de su trabajo fue excepcional, cuando lo único que hizo fue entregar la baraja de cartas al público y adivinar cual fue la elegida ante el asombro de todos. Pues bien de igual manera actua el mediador. Antes de empezar la mediación, necesita que le legitimen, necesita conseguir la atención y el interés en su trabajo por parte de los mediados, hasta tal punto que el proceso en si será más fácil e incluso me atrevo a decir, en menos tiempo, asi como el nivel de satisfacción de las personas en conflicto, gracias a que dedicó un tiempo previo a crear el interés de las partes en la mediación.

sábado, 7 de mayo de 2011

FOTOGRAFIAR LA MEDIACION



Quien no se ha aventurado a ejercer de “fotógrafo” con tus amigos, tu familia o en tu entorno donde vives o viajas. Es un instante, un momento mágico que nos deja algo para el recuerdo. Algo así pasa con la mediación. Cuando mediamos estamos educando a las personas de tal forma que nuestro trabajo perdura en el tiempo, como una fotografía, si hemos conseguido hacer nuestro trabajo, de tal manera que la “foto” la miraran una y otra vez para recordar aquel “viaje” que hicimos un día por el conflicto
Me decía una mediadora amiga mia, "Con nuestras cámaras, las fotos son hermosas como las pinturas". A pesar de ello, lo que se diferencia entre las fotos o “acuerdos” de los fotógrafos o mediadores aficionados no es la calidad de las cámaras ya que usan similares. Lo importante es saber algunos consejos antes de empezar a disfrutar de tu trabajo como mediador como si fuera “tu afición a la fotografía”.
PRIMEROS CONSEJOS




Centrarse en el objeto: Normalmente en las fotografías lo que retratamos es un conjunto. Pero siempre va a existir un motivo principal que queramos retratar. Hay que centrarse en el y hasta cierto punto olvidarse de lo demás. Con ello conseguiremos “centrar” el objetivo de la mediación y sobre todo… conseguir distanciar de lo demás a los protagonistas principales de un conflicto



Análisis de las siluetas: Hay que fijarse en las siluetas de los objetos que pretendemos retratar más que en la forma que tiene los objetos. Descubriremos que las siluetas de los objetos se mezclan formando nuevas figuras. Un nuevo campo que puede hacer que nuestra trabajo de mediadores se encuentre en un “nuevo objetivo” que haga que los intereses que han sido distintos ahora se encuentran unidos



La fotografía en movimiento: Es conveniente no retratar movimiento a no ser que el objeto principal que deseamos retratar lo este. Para sacar fotografías en movimiento es necesario trabajar con la velocidad de obturación. No hay prisas, pero tampoco pausa en conseguir una “fotografía” o “un acuerdo”. El movimiento hace que nos salga “borroso” y quizás no era lo que queríamos retratar, por eso es importante evitar la negatividad con la que vienen a mediación cuando existe una derivación



El contraste del color: Si es posible hay que jugar con el contraste de la fotografía. Utilizar colores que contrasten, de esta manera vamos a lograr que el objeto principal de la fotografía quede aún más realzado además de que la composición tiene una mayor expresividad. Ver las diferencias “de color” nos ayudan mediante la lluvia de ideas a expresarles un nuevo panorama que los mediados no creían, y sobre todo con una vistosidad en el color que hace que les guste.



Distancia del objeto: En la medida de lo posible es necesario acercarse lo más posible al elemento a fotografiar. La resoluciones de las cámaras, por mucha que tenga, son limitados por lo cual siempre que nos sea posible deberemos acercarnos al objeto a fotografiar. La cercanía del “fotógrafo-mediador” hace que podamos obtener un “reconocimiento” a nuestro trabajo que quizás no tienen en otros MARC



Velocidad de obturación: A la hora de sacar fotografías es necesario saber que media un tiempo entre que se aprieta el botón de disparo y cuando el diafragma se obtura y se realiza la fotografía. Hay que tener en cuenta esto a la hora de sacar las fotografías de objetos en movimiento o dependiendo de la luz que tengamos. Cada sesión fotográfica o de mediación tiene un objetivo claro y para ello tenemos el tiempo que sea necesario dentro de la misma



Seguimiento: Cuando no hay suficiente luz para sacar la fotografía normalmente la velocidad de obturación de la cámara no suele ser adecuada, por lo cual hay que hacer un seguimiento del objeto a fotografiar para de esta manera poder sacar varias tomas y que alguna reúna las características que deseamos. Poder ver varias tomas, varias posiciones, varias necesidades, nos permite que podamos dar tareas a los mediados para conseguir de entre todas “la mejor fotografía”



Luz deficiente: Con poca iluminación lo más conveniente es sacar la fotografía con un ISO elevado, de esta manera las fotografías que realicemos saldrán mucho más definidas. Si no es mejor esperar otro momento. No todo debe ser negociado en mediación porque si no hay “lus” no hay “actitud”



Leerse el manual de la cámara: Para poder sacar todo el partido a nuestra cámara es necesario leerse el manual. De esta manera aparte de encontrar funciones que ni nos imaginabamos que tenía, sacaremos a nuestra cámara todo el jugo. Yo creo que los mediadores y mediadoras nunca llegaremos a “dominar nuestro manual de instrucciones” porque esta técnica es tan maravillosa que no llegamos a alcanzar las posibilidades que tiene en todo su sentido.



Gracias por compartir conmigo este apasionante mundo de la fotografía y la mediación. Javier Alés Fotógrafo y mediador

jueves, 21 de abril de 2011

LOS TRAPOS SUCIOS




LOS PROGRAMAS DE “LA LAVADORA”

Cuando hablamos de conflictos en el ámbito familiar, siempre es recomendable la mediación, por un lado ya que aminora la culpabilidad y los sentimientos negativos y por otro, hay que tener en cuanta que las personas enfrentadas al tener algún lazo de familia, las relaciones después de lo ocurrido, continuarán en el tiempo y eso hace imprescindible una frase popular de nuestros mayores según la cual “LOS TRAPOS SUCIOS HAY QUE LAVARLOS EN CASA”. Por este motivo una vez más me atrevo a hacer una comparación lo más creativa posible… ¿Cuáles SON LOS PRINCIPALES CONSEJOS PARA LAVAR LA ROPA?

1.- En primer lugar hemos de CLASIFICAR LA ROPA: Separe la ropa en función de la suciedad en ropa sucia y ropa poco sucia. También es aconsejable lavar por separado las prendas de colores blancos o claros de las de colores oscuros. Es recomendable que seleccione la ropa en función de tipo de tejido (algodón, lana, seda, sintéticos, etc. ) para luego ajustar mejor el programa de lavado adecuado. ¿Quiere esto decir que tenemos que saber que proceso lo más flexible posible tenemos que habilitar para cada conflicto? A buen seguro si y los mediadores debemos ajustar el programa al tipo de “lavado”

2.- Seguidamente preste atención a las etiquetas de la ropa, en nuestra sección de símbolos de lavado encontrará el significado de los más frecuentes. ¿Es o no recomendable lavar/mediar según el tipo de tejido más o menos agresivo/violento?, ¿Podemos/debemos mediar cuando hay maltrato? ¿sería bueno que pudiéramos por lo menos de forma preventiva?. Es cierto que muchas veces lavamos/mediamos sin darnos cuenta que existe maltrato psicológico .

3.- De todos los programas de lavado escoja el que más se ajuste al tipo de prenda que va a lavar, tenga siempre en cuenta que el centrifugado y la temperatura han de ser adecuados. No todo es mediable y se trata de poder llegar al verdadero INTERES o MANCHA de la prenda para que el lavado sea eficaz.

4.- Dosifique el detergente de forma adecuada. Añadir mucha cantidad de detergentes en la colada estropea la ropa, daña el medio ambiente y puede dejar manchas en la ropa. Forzar el lavado o aplicar demasiado detergente, estropea “el acuerdo” (a este se llegará de forma sencilla si las partes te han legitimado para ello).

5.- El agua y la cal: Cuanto más alto sea el contenido en cal (agua dura) del agua utilizada para el lavado más cantidad de jabón necesitará ya que la cal neutraliza parte del detergente. Revise las indicaciones del fabricante para una buena dosificación y sobre todo tenga en cuenta las POSICIONES de las personas implicadas en el conflicto “a lavar”, es más una cal exigente “estropea la neogociación”.

6.- Ojo a La cal y su lavadora: También por el efecto de la cal y si usted no lava con agua fría, pueden aparecer incrustaciones calcáreas en su lavadora llegándola a estropear. No desesperéis en vuestro servicio de mediación. Si algún acuerdo mediado al final no lo cumplen las partes, debemos preguntarnos ¿en que momento no nos dimos cuenta de que no era esa su voluntad?. No podemos garantizar que la mediación sea efectiva pero si que la gestión del problema sea bien realizada.
Es bueno tener en cuenta que si lavamos siempre con agua fría la ropa, la cal apenas se incrusta en la lavadora. En este caso puede que no tengamos que utilizar anticales y su lavadora/mediación seguramente se estropeará antes por el desgaste normal de sus componentes que por el efecto de la cal En definitiva siendo “mas frios” podremos conservar en buena medida nuestra responsabilidad con respecto a nuestra profesión (bien entendido que ser frios no supone estar al margen del conflicto sino implicarnos para enfriarlo y poder manejar “el lavado” .
7.- El llenado de la lavadora: Un exceso de carga puede hacer que la ropa no quede limpia, en cambio poner en marcha la lavadora con poca ropa hace que malgaste agua y energía de forma innecesaria Preste siempre atención a las instrucciones del fabricante de la lavadora. No importa que las partes en el “lavado” propongan tan solo acuerdos parciales, pero debemos intentar llegar a acuerdos “justos, estables, equitativos y duraderos”.

8.- El secado: Una vez termine el lavado, saque la ropa de la lavadora lo antes posible para que no aparezcan olores en las prendas y deje que se sequen en un lugar adecuado, donde no estén expuestas directamente al Sol ya que los colores se podrían dañar. Asi supervisaremos con gran acierto los avances logrado de nuestra mediación/lavado.

9.- El planchado: También tendrá que fijarse en la etiqueta de cada prenda y seguir las instrucciones del fabricante, es fundamental que escoja la temperatura adecuada para cada prenda ya que asi evitaremos en la sesión final de nuestro “proceso mediador” que vuelvan a surgir problemas. Hay que tener en cuenta que uno de los fines últimos de la mediación es EDUCAR.

Javier Alés, Lavandero de profesión.

martes, 15 de febrero de 2011

LA CAJA DE HERRAMIENTAS


Para los amantes de la mediación familiar es básico contar con una completa caja de herramientas que les permita realizar con éxito las diferentes tareas . Por eso, como Director del Curso de Especialista en Mediación, he elaborado una lista con los elementos básicos e imprescindibles en toda caja de herramientas que se precie y que todos debemos tener en nuestros despachos . A grandes rasgos, una completa caja de herramientas para el bricolaje de los “sentimientos” con las que atender el conflicto a reparar se compone de numerosos utensilios cada uno de los cuales abarca diferentes tipos de intervención y una utilidad específica. Vamos a enumerarlos y con ello ver la similitud con nuestro trabajo de INTERVENCIÓN en familias:
Me gustaría que me ayudarais a “enseñar” estos utensilios,
Destornillador.- Existen diferentes tipos de destornilladores y por tanto es importante tener un surtido de cada uno de ellos en sus diferentes medidas. De esta forma, siempre tendrás uno que se adapte correctamente al trabajo de que se trate; Saber cuando nos encontramos en un conflicto, explorar a las personas, puede suponer “sacar” hacia fuera cual ha sido el verdadero detonante del conflicto. Cual es el tornillo que está incrustado y no nos deja “reparar”, “lijar” y “reponer”, tienes que tener en cuenta que si no coincide puedes hacer que ceda el cabezal a atornillar y por tanto quede inutilizado el objeto. Asi cada caso ofrece un “destornillador” distinto: de estrella, punta plana, grosor- Los mediados, por tanto tienen derecho a que les apliquemos el correcto. Javier Alés
Atornillar y desatornillar, apretar o aflojar en mi pretensión o respecto al otro, es algo que veremos en el comienzo de las sesiones, incluso hasta el final de las mismas. Se "atornilla" la postura propia, manteniendo la que creemos nos beneficia y, sin embargo, se pretende "desatornillar", aflojar, hacerle ceder, al otro en sus demandas o posicionamiento. el destornillador es mío y soy yo, como mediadora, quien debo utilizarlo. Para ello, como dice Javier, deberé elegir entre la amplia gama que me ofrece el mercado, el de estrella, más o menos grueso, el plano, el destornillador eléctrico o el manual... ¿Qué me permitirá hacer una elección adecuada de la herramienta? En primer lugar creo que un análisis de la situación que se me plantea, si quiero atornillar sobre madera u otra superficie, o si el tornillo es de cabeza plana o estrellada... Es decir, tendré que ver qué conflicto trae a mi despacho a esas dos personas, aflojando el tornillo de los sentimientos, de los miedos, de lo que creo que pasa hasta llegar al "esto es lo que ocurre". En esta fase, aun no he quitado ningún tornillo de su lugar, sólo estoy desatornillando, poco a poco, viendo qué situación tengo ante mí.
Maria Merino Nogales
. Taladradora / Atornilladora.- A una taladradora / atornilladora se le puede acoplar diversos accesorios, como por ejemplo: discos de lijar, de pulir, etc., con los que es posible hacer más trabajos aparte de agujerear y atornillar. Sólo hay que tener en cuenta la potencia de la máquina para determinados trabajos.
A una taladradora / atornilladora se le puede acoplar diversos accesorios, como por ejemplo: discos de lijar, de pulir, etc., con los que es posible hacer más trabajos aparte de agujerear y atornillar. Sólo hay que tener en cuenta la potencia de la máquina para determinados trabajos .La taladradora puede servir para aplicar primero el disco de pulir o la lija segun cada caso, donde quitamos durezas y asperezas al conflicto con seducción, los asuntos accesorios, terceros que interfieren y que pueden dañar el resultado final ( acuerdo). una vez limpia la zona y creado el ambiente propicio de colaboración mutua es posible hacer el agujero que entre el fondo del conflicto ( rencores pasados, visitas o pensión de hijos, bienes a liquidar, desconfianzas profundas). aplicamos la potencia máxima al taladro cuando debemos cerrar los asuntos claves. Ignacio Loring Caffarena
La taladradora de percusión( genera movimientos de percusión además de movimientos giratorios con las brocas), por ello resulta especialmente indicado para taladrar la mampostería( sistema tradicional de construcción que consiste en levantar muros y parámetros, para diversos fines, mediante la colocación manual de los materiales que la componen,ej. ladrillos, bloques de cemento.....Esta herramienta la veo muy útil a todo mediador, en el caso que se encuentre con dos partes, las cuales parece que no están dispuestas a ceder, a abrirse una a la otra, para ello ( coge su taladradora de percusión),y se introduce en sus pequeñas cabecitas, y ve, de esta manera cuales son sus sentimientos, miedos, odios.....para poder sutilmente , empleando también otras herramientas, saber lo que realmente quiere cada uno y llegar de esa forma a un acuerdo favorable para todos.Victoria Regina Almagro de Torres
Martillo de carpintero.- Todos los martillos de carpintero se caracterizan por tener una peña más delgada, con la utilidad de clavar el principio del clavo en la madera. Una vez se sostiene el clavo solo y no hay peligro de que se tuerza se puede terminar de clavar con la parte más contundente (bordón).
Es difícil decir que un martillo nos pueda ayudar en un proceso de gestión de un conflicto, pero me atrevo a proponer el “acierto” cuando estamos explorando los sentimientos de las personas que tienen el conflicto y como tenemos que insistir “martilleando una vez y otra” en lo que verdaderamente va a conseguir co-construir su solución. Necesitamos “dar un golpe certero” para que no se desvie. Javier Alés
Martillo de orejas.- Este martillo tiene una doble utilidad: además de su uso convencional para golpear, sirve para extraer los clavos haciendo palanca. . Esa doble utilidad, lo hace necesario en nuestra “caja de mediación”. Al igual que el anterior sirve para golpear lo que de verdad tiene interés y “sacar” aquello que se encuentra enquistado y que no nos sirve. Hay que tener en cuenta que el clavo que sacamos deja un agujero que tenemos que saber “rellenar”. Javier Alés. Tenazas.- Se usan básicamente para extraer clavos de la madera mediante el principio de palanca. Al tener la punta redondeada y un mango alargado, se coge fuertemente el clavo e se inclina la tenaza hacia abajo.
Las tenazas y la “tenacidad” no están reñidas en la mediación. Efectivamente con ellas podremos construir una “historia nueva” porque trataremos de sacar aquello que no interesa. Me gustaría también dar una oportunidad a aquello que sacamos con las tenazas, porque si bien en un momento no sirvió, si hemos logrado poder sacarlo sin causarle daño, lograremos poderlo utilizar si fuera necesario después. Javier Alés.
Llave corrediza inglesa.- Tiene la peculiaridad de que se puede ajustar a diversos diámetros de tubos gracias a su abertura "de cremallera". Además tiene la boca dentada para que no resbale al apretar o aflojar. La medida más común y con la que se realizan la mayoría de trabajos es la de 235 mm .
Gracias a la peculiaridad de la herramienta me puedo adaptar a cualquier tipo de diametro haciendo su abertura más grande o pequeña, abriéndola más o menos según la pieza que tenga que apretar. Que es pequeña, cierro un poco más, que es grande, abro, en definitiva la adapto según la necesidad. Me suena a mediación porque analizando el conflicto y a las personas voy a adaptarme y utilizar las técnicas adecuadas para cada momento y sabré cuando tengo que abrir más, o al contrario, cerrar. Alberto Beas Martínez . Alicates universales.- Permiten realizar multitud de trabajos ya que son un “mix” entre las tenazas, la llave inglesa y los alicates planos. Tienen la punta dentada para sostener fuertemente cualquier objeto independientemente de la forma y además sirven para cortar cables eléctricos. El alicate es una herramienta imprescindible en cualquier caja de herramientas, cumple con muchas funciones, una de ellas es la de sujetar pequeños elementos, partes, materiales, etc. El mediador puede utilizarla para contener ciertas actitudes, para sostener el proceso y que así no se le escape. Pero además el alicate es usado en electricidad para pelar los cables y poder unir los conductores y crear conexiones, es decir herramienta imprescindible para un mediador, "pelar la superficie" destapar las capas superiores que nos impiden ver la esencia de las personas o de los conflictos para encontrar entre ellas los elementos conductores, elementos que les conectan.Existe una modalidad de alicate llamada "alicates de presión", utilizados para aprisionar fuerte y fijamente algo, muy útil para el mediador, que busca que los acuerdos y las decisiones, sean fuertes, duraderas...Astrid Navarro.
Si bien permiten realizar multitud de trabajos, es un "mix" entre varias herramientas. Como mediador, la utilizaría para sacar, usando todas sus funcionalidades, de las palabras y gestos de los mediados, la solución de y para ambos, sujetándolos y ayudándolos fuertemente a llegar a ello. También con el alicate universal, extraería los sentimientos de ellos, para que una vez cortados, no interfieran en su solución. Y para terminar, al ser una herramienta "mix", nos ayudaría aún más al mediador, puesto que tenemos más posibilidades de ayudarles y llegar a que encuentren el acuerdo. Isabel Caballero Lara . Llaves planas e inglesas.- Las llaves planas se fabrican con una medida fija que ha de coincidir exactamente con las tuercas o pernos a apretar o aflojar. Si no coincide la medida, se debe utilizar una llave inglesa de abertura variable, ya que si no, la llave "patinaría" y se podrían redondear los bordes de la tuerca
Esta sirve para apretar tuercas que con la mano no podemos, y para darle una fuerza extra que no se es capaz de otra forma. Esta llave esta echa específicamente para esta situación y podemos encontrarla en diversos tamaños. Es aquí donde encuentro la similitud con la mediación.La mediación tiene como uso especifico un conflicto, que al igual que las tuercas, puede ser mayor o menor, aunque este tamaño realmente nos lo presta las personas con las que mediamos. Por lo que la mediación seria como un proceso de apretar tuercas. en un primer lugar la tuerca esta vacilante y sin fuerza, como la persona que acude a mediación se encuentra totalmente echa polvo y realmente no sabe ya como acatar ese conflicto.Es entonces donde el mediador-artesano, por medio de sus hábiles preguntas y experimentadas técnicas va poco a poco enroscando el conflicto y ajustándolo, hasta que llega el momento en que aparentemente la tuerca esta pegada a la superficie y es donde tenemos que dar los últimos toques mas fuertes que los anteriores para asegurarnos de que queda bien sujeto, como es en el caso de la mediación del acuerdo .Después de todo un proceso de preguntas donde se ha ido acatando todas las situaciones y variables que se nos presentan, estamos ante la fase final donde todas las soluciones a las que han ido llegando las partes hay que plasmarla en un acuerdo para darle ese ultimo toque de fuerza y asegurar la duración en el tiempo de dicho acuerdo.Y por ultimo recordar que no es la llave inglesa (mediador) el que enrosca la tuerca, sino la tuerca (partes del conflicto) la que con ayuda de la llave inglesa (mediador) consigue enroscarse de forma duradera. Javier López López .Serrucho de carpintero.- Este modelo de sierra es el más convencional y el más utilizado. Se caracteriza por unas medidas muy estandarizadas de 50 cm de largo y 8 dientes por pulgada, lo que permite cortar cualquier tipo de madera con bastante facilidad.
Serrucho de carpintero, herramienta muy utilizada que sirve para cortar cualquier tipo de madera con facilidad. Tambien los mediadores pueden utilizarla en ocasiones puntuales. Nos encontraremos situaciones en las que las partes entren en insultos, descalificaciones e incluso episodios violentos. En estos casos el mediador debe "sacar su serrucho de mediador" y cortar de inmediato esta situación, ya que esto no nos aporta absolutamente nada al proceso. En este sentido el mediador debe ser firme y no permitir este tipo de comportamientos. Asi compañeros, no olvidar vuestro serrucho cuando vayais a mediar. Alicia de la Prida Caraballo
si lo corta todo seguramente servirá para corta las primeras tensiones que pueden aparecer tanto en los comienzos del proceso de mediación , como en cualquier momento de dicho proceso.Esas primeras tensiones usualmente aparecerán en ese primer encuentro que tendrá lugar entre el mediador y las partes, tanto si es con una como si es con las dos. El serrucho nos ayudará tanto a cortar la distancia que a priori existe entre el profesional y las partes, para conseguir la confianza mutua, como para ir cortando poco a poco la tensión que usualmente existe entre las partes en conflicto, como aquellas que irrumpirán previsible o imprevisiblemente a lo largo del proceso .Como herramienta de riesgo que es, habrá que utilizarla con suma cautela. Elisa Isabel Santiago Blázquez.
Cúter.- Es una cuchilla provista de una empuñadura para conseguir una buena sujeción y evitar que nos resbale al cortar y podamos sufrir algún corte. Tiene la utilidad que las cuchillas son desechables y así no hace falta afilarlas. Se utiliza para cortar plásticos, papel, piezas de cuero .Desde mi humilde óptica, creo que en la primera o primeras sesiones que podamos tener con las partes en conflicto, va a ponerse en funcionamiento nuestra intuición. Sobre este punto deseo incidir, porque recopilar información es fundamental en el proceso de mediación, pero también lo es el que no se eternice. Inevitablemente en la sesiones hay que desechar o apartar emociones negativas entre las partes, informaciones confusas, intentando que todas las manifestaciones sean lo más objetivas posibles y fructíferas. Sabemos que es difícil o muy difícil en muchas ocasiones. En la conducción del conflicto, a mi juicio, hay que “cortar”(con el cúter) o desechar todo lo residual. Ello no quiere decir que no tengamos la obligación de detectar que una trivialidad o algo material e irrelevante, sea el nudo del conflicto. Será una intuición, más que el propio razonamiento en sí, ya que son las partes las que deben encontrar la solución y cualquier razonamiento sesudo por nuestra parte puede llegar a ser erróneo, por más tiempo que empleemos en la reflexión .Dicha intuición o intuiciones lógicamente tienen que ser inteligentes. En relación a esta reflexión me gustaría aportar la idea de este autor, Malcolm Gladwell, quien afirma que la Inteligencia intuitiva es la facultad de extraer conclusiones a partir de una pequeña selección de datos significativos no es un don: es una capacidad inherente al ser humano que debemos tomar en serio y aprender a cultivar en nuestro favor. José Luis Martín Amaya
Para mi el CÚTER representa una herramienta de precisión capaz de cortar en diferentes materiales y con trazos precisos. De esta forma permite ir recortando las primeras aristas que surge en todo conflicto e ir dándole forma, ya que las aristas no cortadas podrían producir heridas emocionales, ante cualquier roce, que en nada ayudaría la labor mediadora.
Por ello, el cúter supone un utensilio ideal para hacer cortes rápidos y precisos, casi imperceptibles sobre el material que trabajamos, de manera que desechamos hábilmente, como por arte de magia en un...ya no existe, lo que parecía ser.
Alicia Serrano Chaves

Metro plegable y cinta métrica.- El metro plegable puede ser de plástico o de madera y su medida es de 2 metros. La cinta métrica es una cinta metálica enrollable con un gancho en la punta para que se aguanta sobre el objeto a medir. Las largadas son variables y van desde los 2 a los 10 metros y está provista de un sistema para evitar que se enrolle involuntariamente
Yo tomaría el metro al principio de cada sesión de mediación para medir la distancia existente en el desencuentro, discrepancia, desacuerdo o desencuentro entre las partes en conflicto. Si la toma de “medida” disminuye respecto a la tomada en la primera sesión, es señal de que se está en el buen camino y es posible el acercamiento final, si por el contrario las distancias no se acortan, incluso que crecen, es cuestión de pensar en cambiar la estrategia o desistir. Así pues el metro y su uso debe ser, como para el carpintero, una herramienta fundamental para el mediador. Manuel Rodríguez Duarte
Con el metro puedes "medir" las circunstancias anteriores para llegar al conflicto, esa radiagrafía del conflicto que debemos hacer al iniciar una medición. El metro nos va a permitir medir hasta donde tengo que llegar para encontrar el "conflicto", habrá ocasiones es que con poca cinta llegue al conflicto, y otras muchas que aún utilizando los dos metros que me permite medir, no llegue al "conflicto" y tenga que seguir midiendo. Carmen Torres Villalobos
Es fundamental medir el conflicto a la perfección, encuadrarlo y así con los alicates cortar lo secundario .Medir la situación.
Medir los sentimientos y lo involucrado que esté cada una de las partes en el conflicto y en la resolución del mismo.
Saber medir, la legitimidad que se otorgan los protagonistas del conflicto. Hacer una correcta medición de las intenciones de cada uno.
Medir lo realmente importante de lo que no lo es y cortar.
Carmen Medina Bujalance . Escuadra.- Para marcar y hacer cortes en ángulo totalmente recto, la escuadra es la herramienta ideal
La escuadra suele emplearse apoyándola sobre una regla o un cartabón para trazar líneas que confluyan en un punto común, con lo cual obtenemos una perspectiva .Si trasladamos ese uso de la escuadra al ámbito de la mediación, veremos que el punto común en el que confluyen finalmente todas las líneas es el acuerdo alcanzado en la gestión del conflicto.Ese punto común no existía antes de hacer uso de la escuadra. Era un punto imaginario que estaba en la mente del mediador .El mediador ha ido deslizando la escuadra por la regla o el cartabón hasta detenerse en un lugar concreto, desde el cual ha trazado una línea. Posteriormente ha variado la posición de la escuadra y la ha vuelto a deslizar por la regla o el cartabón, y nuevamente se ha detenido en un lugar que ha considerado idóneo para trazar otra línea que ha confluido en un punto con la anterior. Y así sucesivamente ha ido trazando líneas, una tras otra, haciendo confluir a todas ellas en ese mismo punto común .El punto de partida de cada una de esas líneas ha estado siempre en la regla o el cartabón, no en la escuadra. La escuadra sólo ha sido el instrumento que ha servido para trazar una línea recta entre dos puntos: el conflicto y el acuerdo. Adolfo Carmona .
Iguala.- Es un listón metálico totalmente recto para comprobar si una superficie es totalmente plana, por ejemplo: nivelar un suelo antes de enmoquetar o colocar unas baldosas. También puede servir como regla o guía.
Uno de los principios de la Mediación, es la igualdad de las partes, igualarlos ante y en el proceso y ante ellos mismos. Por tanto el Mediador ha de vigilar que las partes estan al mismo nivel, en el mismo plano, la no existencia de subordinación de una a la otra, y si en en sesiones conjuntas no se consigue habrá que hacer una sesión particular y darle las "instrucciones" correspondientes para que esté a la altura de su contrincante. Con la IGUALA ambos mediados estan al mismo nivel .Una vez obtenida la igualdad de las parte en el proceso de Mediación, entraría en la LIMA, por la cual poco a poco desbastaría, limaría el problema, el conflicto, intentando llegar al fondo del mismo, al verdadero origen y lo contextualizaría, para que y mediante LA ESCUADRA, fijarlo, marcarlo, lo que sería la guia seguir en todo el proceso de Mediación. Ramón Castro Fernández
Es útil porque sirve para nivelar o equilibrar las diferencias que se vayan produciendo a medida que vamos actuando entre las partes en conflicto, es decir, si los interesados, durante la mediación se produce o vemos un desequilibrio, colocamos la regla y pegamos un golpecito con el martillo, y así, si existe alguna desproporción, se igualan(esto es lo que se hace para alicatar o ensolar, si hay un resalto, al poner la regla, se observa el desnivel y se golpea con el martillo de goma, de esta forma se van nivelando los azulejos o losetas).
Además la iguala o regla, también se utiliza para comenzar una pared o tabique, como guia, y de esta forma el tabique saldrá recto y a plomo o a nivel; por tanto en la mediación es importante que sigamos una regla e intentar que el acuerdo vaya a buen puerto, y seamos los mediadores los encargados de mantener la regla a nivel. Dejando a los interesados, que el tabique lo construyan en función de sus necesidades.
Así que los mediadores, somos los responsables de dar el pistoletazo de salida a la mediación, con equilibrio desde el comienzo y durante la misma, de forma que usaremos la iguala en función de como vaya evolucionando. Miguel Angel Romero Escaño

Lima.- En el mercado se pueden encontrar multitud de limas, para metal, madera, cuadradas, triangulares, de media caña, planas, redondas y de muchos tamaños. La más polivalente es la de media caña. Con su uso se van obturando las hendiduras de la hoja, se han de ir limpiando con cepillo metálico para que mantengan su rugosidad y poder de abrasión
Al contrario que la lija, es una herramienta más perdurable en el tiempo y más oportuna para el carpintero debido a la gran cantidad de tipos de lima que existen, puesto que cada una de ellas se "especializa" en una forma definida y particular. Pero a la vez tenemos una lima "universal" que es capaz de ayudarnos en un momento dado, cuando no somos capaces de encontrar esa justa que buscamos dentro de nuestra caja.La lima deja "el camino" más liso, más llano, quita asperezas consigueindo apartar las "virutas", "bordes" y "rebordes", obteniendo así poder continuar la elaboración del proyecto que se nos presenta. Pero a la vez la lima no altera la esencia del material que trabajamos, ya que con un simple cepillado la superficie queda limpia, podríamos decir que incluso más limpia. Irene Macias Berlanga . Cepillo carpintero.- el cepillo carpintero sirve para rebajar la madera, pero en capas más finas. Aunque es posible variar la profundidad del corte moviendo la cuchilla que se fija mediante un calzo.
El cepillo de carpintero, como herramienta que sirve para desbastar la madera e ir sacando finas capas, rebajándola, quitando lo accesorio que muchas veces impide delimitar el conflicto para, después de identificarlo, poder buscar la mejor solución al mismo. José Antonio Pérez Mata .
Sirve para rebajar la madera en capas finas o incluso en capas mas profundas. En la mediación, creo que es una herramienta que usaremos en numerosas ocasiones ya que debemos eliminar de las partes, las asperezas, irregularidades en la relación entre ellos como puede ser un desequilibrio de poder, para dejar el problema "al desnudo" (como dejaríamos la madera: en bruto y sin tratar) y poder aplicar el tratamiento adecuado en función de lo que nos encontremos debajo de todas esas capas que quitamos, descubriendo nuevos aspectos conflictivos a medida que ahondamos en el problema. Así solucionaremos punto por punto a medida que quitamos capas. Rosanna Maria Caminiti Cultrera Medidas de protección.- Para cualquier trabajo de bricolaje hay que tomar ciertas medidas de seguridad. Para manipular productos químicos o corrosivos hay que llevar guantes de goma. Para el polvo es importante utilizar una mascarilla y para los vapores de algunos productos químicos. Al lijar o cortar madera y metales hay que protegerse los ojos del polvo y las chispas.
Sobre las medidas de protección, las cuales sin duda son fundamentales para un mediador como para cualquier profesión "de riesgo". Tratándose la mediación de una cuestión en la que están muy presentes las emociones y como tú dices frecuentemente, los sentimientos, entiendo que resulta de suma importancia para todo mediador tomar las medidas de protección necesarias para que la imprescindible empatía que debemos construir con los mediados no se convierta en una implicación emocional con alguna de las partes del conflicto, para así no perder la neutralidad o la multiparcialidad que debemos tener como mediadores . Pienso que el mediador debe mantener una cierta distancia con respecto al conflicto para así poder tener una visión clara del mismo y ayudar a las partes a encontrar su solución, dado que los mediados normalmente están tan metidos en el conflicto y en la confrontación que no consiguen identificar con claridad la verdadera base del conflicto y es precisamente eso lo que les impide ver las soluciones. Antonio Bernal Ramos.

OTROS MATERIALES:
El pegamento: (no lo tienes en la caja de herramientas, pero lo deberías de tener). Un buen pegamento de carpintero, para aquellas pequeñas piezas que todavía ajustan, por lo que con un poco o mucho pegamento, se quedan unidas. Hay pequeñas fisuras que con un poco de trabajo por parte de los mediados se pueden reparar. Dejaría el soplete para aquellas grandes grietas en las que no es suficiente un poco de pegamento, pues no sólo hay figura, sino que además los dos lados de la pieza a pegar no coinciden, por haberse perdido algunos trozos, ya irrecuperables. A lo mejor el conflicto es insuperable en su raíz, pero las partes pueden lograr un acercamiento y entenderse mejor. Para ellos estaría indicado el soplete (lo siento pero también te falta en la caja, seguramente por que un carpintero no debe de utilizarlo...). Milagros Lama González

Cuelga fácil. Donde se pueden colgar, cosillas de poco peso, (pequeños miedos, perjuicios, sentimientos de culpa, algo de inseguridad......etc), que en determinadas ocasiones les impiden pensar con nitidez y valorar las cosas de forma más objetiva. La idea seria colgarlos y saber que están ahí controlados y poder reflexionar y trabajar sobre ellos y ser conscientes de los inconvenientes de descolgarlos y los beneficios de tenerlos "colgados". Victoria García de Leaniz.

La tartera; algo que tampoco debe faltar a un albañil cuando se realiza una obra y es la tartera, donde se lleva el tentepie o bocadillo, es el momento de descanso del obrero, donde repone fuerzas para luego seguir trabajando. Creo que a veces en la mediación cuando las cosas se complican y las herramientas nos pesan, es necesario descansar, hacer una parada, para luego retomar el trabajo con mas fuerza, es lo que llamamos un "kit kat". Juana Cruces Guerrero

La mascarilla; porque aunque haya que ser multiparcial, no debemos contagiarnos de los virus del conflicto y poder ser objetivo. Si no correremos el riesgo de infectarnos demasiado y tomar parte subjetivamente. Ya no seríamos un tercero que acompaña en el camino de la resolución. No podríamos ver con objetividad el problema y por tanto dejaríamos la imparcialidad de lado. Lo cual nos impediría mediar adecuadamente. Carmen Medina Bujalance

la llave allen: Esa maravillosa palanquita de acero que te dan en Ikea, sea en forma de L o en forma de Z y que sirve absolutamente para todo, os lo juro, he montado una librería que sin montar ocupaba cajas y cajas y ahí está ocupando toda una pared del salón y montada a base giro de llavecita.Si conseguimos montar desde un percherito a una libreria sólo con esa llave mágica, quiero pensar que podemos ayudar con ella a solucionar conflictos con la misma magia, a base de pequeños giros, importándonos poco si el trofast se junta con el brimnes (nunca sabe uno que pone en las instrucciones con esos nombres que tienen las cosas en Suecia) y si sobra un tornillo que no sabemos donde hubiese tenido que ir, lo importante es que al final se quede bien derechita en la pared y las baldas sujeten bien los libros, que de eso se trata. Aranzazu Lopez-Pazo Terrades

Barrena. Instrumento de acero con una rosca en espiral en su punta y una manija en el extremo opuesto, que sirve para taladrar o hacer agujeros en madera, metal, piedra u otro cuerpo duro. Hay otras sin manija, que se usan con berbiquí.
Barra de hierro con uno o los dos extremos cortantes, que sirve para agujerear peñascos, sondear terrenos, etc.
Me refiero a la barrena de la primera acepción. En nuestro despacho algunas paredes están forradas con madera, cuando fuimos a colgar los cuadros (se ve que hasta ahí llego yo con el bricolaje) nos dimos cuenta que, al clavar directamente, la mayoría de las veces el clavo se desviaba, incluso podíamos astillar la madera, pero con nuestra barrenita todo fue muy fácil, presionas suavemente, giras y haces una pequeña incisión, sin astillitas, una vez conseguida puedes usar el clavo o bien una alcayata de rosca con lo cual ni siquiera necesitas golpear con el martillo, la misma alcayata de rosca se va colocando en su sitio dando vueltas, a veces con ayuda de los alicates eso sí.
Y digo yo ¿no estaría bien tener una barrena para esos casos en que el mediado es inaccesible? Con mi barrenita yo haría una primera incisión, limpia, sin astillas. Una vez conseguida esa entrada a la mente, al interés del mediado, ya podría seguir trabajando, a partir de ahí puedo necesitar de otras herramientas más contundentes (¿el martillo?) o puede que todo vaya casi por sí solo. Además mi barrenita tiene otra ventaja, es pequeñita, cabe en la palma de mi mano, no hace ruido como el taladro eléctrico, el mediado no se va a dar ni cuenta de que la he usado. Remedios Gallego Torres

Las TIJERAS y LA CINTA AISLANTE. En el ámbito de los conflictos puede ocurrir que los mismos se prolonguen el tiempo y en algunos casos se arrastren desde la juventud. Se me ocurre el caso de varios hermanos con malas relaciones entre ellos mismos y entre alguno de ellos y alguno de sus progenitores en el supuesto de que tengan que reunirse para decidir como se aborda el cuidado de ese padre o madre mayor. Es muy probable que nos encontremos con un pasado de relaciones entre ellos y de ellos con ese progenitor que puede estar cargado de historias dolorosas, de desencuentros y de reproches. Si el problema que hay que abordar a través de la mediación es el de cómo se organizan los hermanos para cuidar a los padres o a ese padre o madre es muy probable que en el curso de las sesiones surja acusaciones veladas y reproches.
Estoy aprendiendo que la mediación debe tratar los problemas actuales y de futuro para establecer una planificación que mire hacia delante. Por ese motivo el mediador debe delimitar el conflicto, cortar los cables con el pasado, sacar ese pedazo de cinta aislante de color verde, por ejemplo y atarla a los dos extremos de ese cable emocional que une a los mediados con el pasado. Entiendo que en esa tarea de delimitar el objeto del conflicto, la tijerita y la cinta aislante pueden ser recursos necesarios para que el mediador centre el auténtico problema que es como se organizan los hermanos para cuidar de sus progenitores y ayude a las mediados a encontrar sus propias soluciones. Inmaculada González Mena.

Esperamos que esta “caja de herramientas” os sirva en vuestro futuro profesional como mediadores. Javier Alés y los Alumnos/as del Curso de Especialista de la Universidad Pablo de OLavide y el Experto de la Universidad Internacional de Andalucía.

lunes, 14 de febrero de 2011

SERVICIO MUNICIPAL DE MEDIACION EN MONTILLA


El Servicio de Mediación municipal resolvió de forma favorable el 92% de los casos atendidos durante el pasado año, según ha informado el teniente de alcalde del Área para la Igualdad y el Desarrollo Social y Cultural, Emilio Polonio. “En total, se atendieron 64 casos con 159 usuarios directos y 254 sesiones realizadas. Esto supone un incremento del 46,8% de casos atendidos respecto a 2009”, ha añadido el concejal, quien ha matizado que “estos datos hablan de que la evolución del servicio año a año es positiva, lo que pone de manifiesto el calado que esta iniciativa de los Servicios Sociales municipales tiene en nuestra ciudad”. Emilio Polonio ha informado asimismo de que “el porcentaje de casos no cerrados alcanza el 23,4%; estos casos no se han cerrado debido a causas tales como que la demanda no era susceptible de mediación, por derivaciones a otros servicios, por el abandono del proceso o por la imposibilidad de acuerdos”, ha añadido.
El teniente de alcalde ha recordado que el Servicio de Mediación municipal se puso en marcha en febrero de 2008 como complemento a las prestaciones básicas de los Servicios Sociales municipales. “Esta iniciativa está dirigida también a las personas derivadas de otras delegaciones o organismos como, por ejemplo, la Policía Local, el Juzgado, el Centro de la Mujer o los centros educativos”, ha incidido. Emilio Polonio ha destacado “el incremento notable del número de mediaciones de tipo familiar, con 46 casos y 71 personas atendidas, lo que supone un aumento de un 59% respecto a 2009”. De esos casos, 23 correspondieron a divorcios –un 86% más de casos que el año anterior-, 15 a conflictos entre padres e hijos adolescentes –un 6% más- y ocho a problemas relacionados con el reparto de cuidados de personas dependientes –un 12,5% más de casos que en 2009-. “Otro dato importante es el referido a la mediación de conflictos vecinales, de la que se han beneficiado 51 usuarios, un 23,5% más que el año anterior”, ha recalcado el edil.
Emilio Polonio ha incidido en que parte del aumento del volumen de los casos familiares se debe al afianzamiento de la colaboración con el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Montilla, “con el que se ha creado una vía de derivación para aquellos casos de separación y divorcio. En estos casos, el servicio de mediación se ocupa de que las partes decidan aquellos acuerdos relacionados con el convenio regulador (determinación del progenitor que tendrá la custodia de los hijos, régimen de visitas, atribución del uso de la vivienda…) que mejor satisfaga a cada una de ellas. Una vez alcanzados estos acuerdos, el procedimiento se reconduce de nuevo por la vía judicial a través del mutuo acuerdo”, ha explicado el teniente de alcalde.
El responsable municipal de Servicios Sociales ha indicado igualmente que “hay que destacar también la colaboración de la Policía Local, que ha derivado el 66,6% de los casos vecinales que se han atendido”, y ha destacado el trabajo realizado en los centros educativos para implantar una red de mediación. “En 2010 hemos trabajado en la sensibilización y la formación en materia de mediación escolar dirigida al profesorado de los centros educativos. Para ello, hemos colaborado con el CEP Priego-Montilla a través de los grupos de trabajo y como personal de apoyo externo, iniciativa que se mantendrá durante este año”, ha puntualizado el edil. Finalmente, ha explicado que casi 200 personas se han beneficiado de los talleres impartidos por el Ayuntamiento para fomentar la mediación.

viernes, 28 de enero de 2011

DUENDES DE MEDIACION


¿Dónde nos llevará este viaje?, no lo se, pero si se que me apasiona y sobre todo que he cogido este tren y no vamos a dejar de llenarlo de carbón para que avance por todos sitios.

Lo que sabemos es solo parte de lo que nos habéis enseñado cada uno de los alumnos y alumnas de mediación, llenando nuestra “caja de pandora” con herramientas de todo tipo,.
Desde nuestros hijos y conociendo que cuanto más joven, mejor se aprenden y aprehenden

Alquimia, pura alquimia nos habéis enseñado y todo porque nos habéis presentado a cada uno de los Duendes de la Mediación que os paso a presentar:

Yo los he visto ¿y tu?

Si me pregunta si existen los duendes de la mediación: La respuesta es sí.
Y están aquí, justo ahora y es bueno conocerlos



I. El duende comunicador

Un duende es un hombrecillo que siempre revolotea alrededor de nuestra cabeza, para poder orientarnos cada vez que mediamos y este que os presento… ¡¡ es de los principales!!. El duende preguntón y comunicador es aquel que nos hace siempre responder a las personas con una pregunta. Es la forma de poder devolver a cada uno su responsabilidad a la hora de buscar respuestas, dado que son ellos los que tienen que resolver su entuerto. No te fies cuando lo veas… siempre intentará llevarte a otro terreno… al de las preguntas instigadoras, que buscan un culpable o una aseveración, pero no temas, siempre volverá a ti para intentar hacerte mediador. Él no da respuestas pero sabe proponernos buenas preguntas.

Como todos los duendes, mientras dejes que juegue en todos los lugares, no se agota ni se cansa de que utilices su don. Es más, muchas veces está callado, muy callado para con ello conseguir que todos hablemos menos él.


II.El duende de la paciencia

Otro Duende Mayor, que usa colores estridentes en su ropa, posee la nariz más larga y es muy, pero muy ágil, es el que tiene el don de la paciencia.
¨Ni demasiado antes. Ni mucho después¨ son sus paradigmas .
Todo tiene su tiempo. El nos enseña a saber cuanto y como esperar. Anda muy lento, como pensando las cosas, pero aunque parece despistado, sabe muy bien lo que hace y sobre todo, alarga sus pasos para que aunque no se vea que anda deprisa, avanza más de lo esperado. Si lo esperas, desespera, pero si no, encontrarte con la idea que siempre el que espera mucho, espera “el poco”. Ten cuidado con él porque todo necesita su tiempo de cocción y si te soy sincero… aunque no le guste que lo diga… este duende es “mudo”



III. El duende creativo

Este es el que más me gusta. Se vino conmigo cuando empecé y siempre está a mi lado. Es pintoresco y nunca viste igual; siempre me sorprende y cuando creo que le he pillado “el truco” nunca acierto. Como el camaleón cambia de color, pero eso si… es simpático como el mismo y solo tiene palabras de consuelo cuando te equivocas. El duende creativo siempre te dará varias opciones a elegir y sobre todo te sorprenderá poque nunca hubieramos pensado que eso era posible.
Se sienta al borde de una mesa, enciende su lámpara he intenta cambiar todo lo que tiene alrededor aunque con mucho respeto y lo que más le gusta es… la plastilina.
Le encantan los juegos de barajas, sean españolas o las de poker. Hace malabares con las cartas y hasta juegos de magia y cuando median sus sesiones son interminables porque hay que marcarles una hoja de ruta porque siempre se desvían.


IV. El duende del buen humor

Uno de los duendes más importante y con sentido común es el que tiene el don del buen humor.
Tiene una buena barriga y aunque no sé si el sentido del humor se relacione con el de estar satisfecho con una buena comida, en los duendes y en los humanos suele darse esa concordancia.
Cuando llega se queda y dicen que una de las cosas que más manifiesta a su alrededor es que el “buen humos tiene que estar siempre presente”.
Utilízalo porque es amable. No es el del sarcasmo, ni de la risa forzada y menos aún de la burla o de la grosería o la inoportunidad.
Es de risa estridente, clara y profundamente alegre.
Se mueve de un lado para otro y si me permites la expresión… es de “culillo de mal asiento”; pero no lo dejes ir porque te resolverá más de una papeleta.

V. El duende legitimado

Este si que es de los que precisan de una presentación especial. Se trata del legitimado, el reconocido, el empático. Ni que decir tiene que sin él, no hay mediación. Es revoltoso y juguetón y su misión… poner en la mente de uno, las ideas del otro y viceversa. Una vez que entra, consigue que cada uno modele sus ideas, se percate de la razón que tiene el otro y sobre todo de hacerte responsable que todos y ninguno hemos sido los culpables de la situación. Suele ser como un embajador en país ajeno y con él la mediación es más sencilla.
Solo tiene un problema… para poder ir de un lado para otro, necesita de un polvo mágico especial… la actitud de las personas; sino se convierte en invisible y no podrá actuar.
Intenta buscarlo como sea, porque él te facilita todo ny es un aliado isustituible


VI. El duende neutro

¿Qué hacer con él?, no se ni como és porque no es ni de una forma ni de otra; se puede parecer al paciente, al creativo, al preguntón, no se. Lo que si sé es que no deja que nadie le imponga nada. Estuvo trabajando mucho tiempo en una tienda de “balanzas”, equilibrando y consiguiendo que ningún platillo de la balanza pesara más que la otra. Si te soy sincero no se si es hombre o mujer, joven o viejo, pero si se una cosa que te confio… tiene una sonrisa franca que hace que todos confíen en él (o ella)
Un día cenando en el bosque con los demás, me contaron un chiste del duende neutro y me dijeron que siempre dice que no hace ni frio, ni calor, ya que hace… ¡¡ 0 grados!! . ¿Alguien sabe si Peter Pan es un niño o un adulto!; es su película favorita y todo el que le conoce sabe que le encantaría ir al Pais de Nunca Jamas, porque son muchos los que creen que poseen ese don, pero os asguro que es muy difícil para los mediadores ser como él (o como ella).



VII. El duende formado

Dicen de él que es como el alquimista, que con un poco de aquí y un poco de allí es capaz de hacerte una jugosa bebida. Era cocinero antes de fraile y un buen día se fue a la Universidad de los duendes a aprender con tal ilusión que se convirtió en maestro.
Según quien lo conoce, porque es muy poco amigo de reuniones, es experto en psicología, sociología, trabajo social, pedagogía, leyes y demás ciencias. Lo que si tiene es algo que no todo el mundo lo comprende… y es que… es exhibicionista. Quiere que todo el mundo vea lo que pasa a su alrededor, a diferencia de aquellos que ocultan su sabiduría para que no les copien. Nunca se cansa de aprender y sobre todo su frase favorita es “solo se que no se nada”.

Es muy amigo de los refranes y poseedor de una memoria extraordinaria. Y escribe y escribe, por si algún día alguien quiere leer lo que escribe.
Lo importante de estar cerca de él es que siempre aprendes y ahorras mucho tiempo porque el sabe cuando y como paso algo parecido que a buen seguro podrá hacer que quienes hablen con él puedan seguir adelante en su camino.


VIII. El duende observador

Es un duende travieso como él solo. No se le escapa nada. Es más se acuerda de todo lo que le ha pasado siglos y siglos atrás. Si dudas de algo, pregúntale a él; si no sabes que hacer… fíjate en él ya que te puede dar la llave del destino. Al principio pensó que lo mejor era estudiar para detective, pero su propia familia de gnomos le dijo que no era necesario porque cada uno es como es y se muestra como quiere mostrarse, sin necesidad de buscar si es así o no. Lo único que necesita es una buena lupa e ir siempre acompañado de su buen amigo “el duende comunicador”.
No te dejes muchas veces llevar por él porque como siempre se dice… todo en su justa medida.

Es el que tiene el don de perder las cosas para que luego tu las encuentres y decir que ha sido él.



IX. El duende callado

O también llamado “duende confidencial”. La verdad es que no he visto nunca nadie como él. Es imposible sacarle información por más que lo intentan. Su frase favorita cuando nos reimos de él es… ¡¡ ahhhh, secreto de confesión!!. Dicen que ha sido testigo de muchas cosas, y que él sabe porque pasan y porque no. Trabajó como vidente y sanador pero ahora se dedica a escribir sus memorias. Tiene pocos amigos o ninguno, pero sin él no sería posible mediar.
Dicen las malas lenguas que una vez después de una fiesta y tras haber ingerido zumo del árbol sagrado, le hicieron hablar y contar sus anécdotas pero rápidamente por temor a ser sancionado se calló y desde entonces no acude a las fiestas ni a las celebraciones de su alrededor.
Es de los pocos duendes que vive en pareja junto con una gnoma que se llama Maruja y según dicen aunque siempre están en crisis, nunca se separan porque los polos opuestos se atraen.
Si estas en una sala de mediación y te lo encuentras, confía. Confia en él tanto como contigo mismo porque nunca te hará daño.


X. El duende sereno

A pesar de su nombre es un duende gruñón, del entrecejo fruncido, que pone firme a todos los demás. Es el más joven de todos (solo tiene 750 años) pero es el más maduro y dicen que sin él no cabría mediación alguna
Por lo que yo se les gusta mucho a la gente, ya que cuando lo buscan es porque carecen de él y sobre todo porque sin él, no podría viajar a “la solución”. Casi siempre es el último en llegar a las fiestas pero si lo hace es para quedarse. Y lo que más admiro de él es su saber estar y ver que todo es una oportunidad para lo bueno y para lo malo.



EPILOGO.-
Estos diez duendes traviesos y juguetones, están contigo, están en tu mochila de mediador y tienes que buscarlos día a día. Empezaste un buen día allá por el mes de octubre y tienes hasta Junio para encontrarlos; por eso te pido que me ayudes porque cuando yo agite, tu tienes que estar atento.

CUENTO DE NAVIDAD


Con mucho cariño para todos/as, mi adaptación de Charles Dickens.El protagonista es el señor Xavi Picapleitos, un hombre avaro y tacaño que no celebra la fiesta de Navidad a causa de su solitaria vida y su adicción al trabajo en su despacho de abogados. No le importan los demás, ni siquiera su pasante Jon Mata lo único que le importan son los negocios, ir cada mañana al Juzgado de Guardia y ganar dinero, mucho dinero.Una noche, en víspera de Navidad, Picapleitos recibe la visita de un fantasma que resulta ser el de su mejor amigo y socio Fran Mediatio, que dejó de serlo hace ya veinticinco años cuando terminó su carrera de Derecho y se dedicó a ejercer olvidándose de lo que de verdad le había llevado a la facultad “ayudar a los demás”. El espectro le cuenta que, por haber sido tan buen gestor, aun cuando no hubiera sido capaz de ver que “detrás de los papeles que tramitaba” había personas, con sentimientos y angustias, toda su falta de interés se ha convertido en una larga y pesada cadena que debe arrastrar por toda la eternidad. Le anuncia a Picapleitos que ya ha superado el conjunto de sus maldades, por lo tanto, cuando muera tendrá que llevar una cadena mucho más larga y pesada. Entonces le anuncia la visita de tres espíritus de la Navidad, que le darán la última oportunidad de salvarse. Picapleitos no se asusta y desafía la predicción.Esa noche aparecen los tres espíritus navideños: el del Pasado, que le hace recordar a Picapleitos su vida infantil y juvenil llena de melancolía y añoranza pensando que “no había Derecho” en muchas cosas y que el iba a cambiar el mundo y la justicia”, antes de su adicción por el trabajo; así como por su desmedido afán de pleitear.El del Presente le hace ver su actual situación, solo en su despacho, sin querer oir hablar de otra cosa que no sean demandas o querellas y también la de la familia de su pasante Jon Mata, que a pesar de estar empezando y no ganar casi dinero tiene una gran familia y siempre celebra la navidad.Luego el Espíritu le muestra cómo todas las personas celebran la Navidad; incluso el sobrino de Picapleitos, Rafa, celebra la Navidad de una manera irónica pero alegre (debido a que los invitados no quieren la presencia de Picapleitos). Al final el espíritu muestra a varios personajes: la Ignorancia, el Interés, la Necesidad, la Tolerancia, la Paciencia y la Neutralidad; para luego posteriormente el espíritu desaparecer inmediatamente a la medianoche.El Espíritu del Futuro, mudo y de carácter sombrío, le muestra lo más desgarrador: el destino de los pleitos: los recursos, el recuerdo sobrio de sus amigos de promoción del colegio y lo más espantoso: su propia soledad ante las “dilaciones indebidas” que efacta a sus clientes, ante la cual Picapleitos se horroriza finalmente e intenta convencer al espíritu de que está dispuesto a cambiar si le invierte el destino. Al final, despierta de su pesadilla y se convierte en un hombre mediador que comprende que el conflicto es una oportunidad para crecer y no algo negativo.El cambio lo vive el propio Picapleitos cuando finalmente celebra la Navidad, hace que un jovenzuelo le compre el pavo y lo envíe para su empleado Mata sin dar a conocer quién lo mandó. Posteriormente sale a la calle para saludar a la gente con una Feliz Navidad y entra en casa de su sobrino Rafa para festejar, causando asombro entre los invitados. Con respecto a Jon Mata, finge reprenderlo por su llegada tarde al trabajo; le da un aumento de sueldo y va con él para ayudar a la familia y en especial a todos sus clientes, para "ver más allá" lo que al final causa felicidad en ellos haciendo memorable la frase “ que Dios os bendiga a todos y nos de la oportunidad de reconocer a los demás”.