lunes, 8 de abril de 2019

Mi homenaje al Gitano: Yo quiero ser Gitano- Mediador


Mi homenaje al Gitano: Yo quiero ser Gitano- Mediador

Hablar de los gitanos siempre causa respeto, quizás por sus antecedentes sociales, culturales y migratorios; otras veces por el desconocimiento de la etnia (que no raza como muchos confunden) que en más de una ocasión es más nativo de un lugar por las generaciones que ya están establecidas que muchos de nosotros. Ser gitano hace referencia a una “etnia” que tiene su origen en la India y que emigró a ciertas partes del mundo hace varios siglos. Hoy en día los gitanos son la mayor minoría étnica que existe en Europa y otros muchos países fuera de nuestras fronteras de la Unión.
Yo he tenido la gran suerte de rodearme de GITANOS y lo digo con mayúsculas en homenaje a todo lo que he aprendido de ellos y he compartido en númerosos cursos de “mediación intercultural” a través de Unión Romaní y su Presidente Juan de Dios Ramirez Heredia. Sin querer ser un artículo histórico, bien merece la pena para entender muchas de las cuestiones que “nos separan de conocerlos”, haciendo una pequeña referencia histórica. Se cree que en España viven alrededor de 750.000 gitanos y más de la mitad viven en Andalucía. Conozcámoslo un poco más.
Se dice que “la palabra GITANO deriva del término egiptano” desde el siglo XV, cuando se creía que el pueblo gitano descendía de los egipcios, incluso en esta época se presentaban como “nobles egipcianos” cuando llegaron a Europa; y fue sobre 1415 cuando llegaron a España donde poco a poco fueron dispersándose por todo el territorio.
En un primero momento, el entendimiento del grupo gitano con la sociedad, fue muy bueno si bien con la llegada de los Reyes Católicos se torció ya que estos intentaron lo que venían a llamar “la homogeneidad cultural” en España, algo que suponía quizás la perdida de la entidad cultural de muchas étnias, lo que los gitanos no estaban dispuestos a perder. Se conminó al gitano de la época a buscarse un domicilio fijo, abandonar su forma de vestir e incluso encontrar un trabajo u oficio fijo.
Siglos después, en el XVIII, XIX y XX los gitanos continúan viviendo una grave situación, más que de persecución como ocurrió en los siglos anteriores, más que nada por sus diferentes RASGOS DE IDENTIDAD. Por eso la verdadera lucha por su identidad, teniendo en cuenta la diversidad de asentamientos, su carácter nómada, ha sido la verdadera batalla para el conocimiento de su cultura y el respeto común de ella.
Hablando de “Cultura y Costumbres”, quizás lo más debatido en el tiempo ha sido la llamada “ley Gitana”, impuesta de forma no escrita por lo que llamaríamos un Consejo de Ancianos. ¿En qué consiste el Consejo?... Es una "institución" variable puesto que no son siempre los mismos, depende de la zona, barrio, etc.; generalmente deben ser un número impar, la intención de todos ellos es tomar una decisión que debe de ser beneficiosa para ambas partes que se encuentren en conflicto. La/s decisión/es tomadas por ellos son respetadas y tienen que ser aceptadas y ejecutadas por las dos partes.
Las leyes gitanas son orales y están presididas por los mayores; la falta de un código de Derecho escrito no implica su inexistencia. Muchas veces, en los medios de comunicación sale a colación el término "ley gitana" y podemos decir que tal ley “no existe”, por eso al insistir se está dando argumentos a personas con cierto “racismo” que dicen que los gitanos son los que se automarginan ante la existencia de estas “leyes”.
Hemos de decir que las leyes tienen en cuenta los territorios no las etnias y por tanto si gozan de unas costumbres que luchan porque nunca desaparezcan ya que se basan en la solidaridad, la no violencia y el respeto a los niños y a los ancianos. Sí es verdad que tienen un sistema alternativo al judicial para resolver controversias entre gitanos parecido al arbitraje donde los árbitros son gitanos mayores de una categoría humana y trayectoria social impecable.
Por otro lado la inmensa religiosidad que procesan, lo que hace agarrase de forma férrea a los valores y principios que derivan de sus preceptos, ya sean católicos, evangélicos, protestante, ortodoxo o cualquier otra fe, incluso musulmán. En este mundo espiritual ocupan un lugar primordial los muertos, con quienes se mantiene un gran respeto (se demuestra con los lutos rigurosos que llevan las familias).
El idioma romaní no es una lengua en si, común a todos los grupos de gitanos del mundo, sino más bien un conjunto de variedades lingüísticas propias de la etnia rom. El romaní o romanó pertenece a la familia de las lenguas indoeuropeas y su origen se remonta a varias zonas del noroeste de la antigua India y el centro de Pakistán. Está especialmente protegida, aunque no reconocida expresamente por el Consejo de Europa. Cada grupo tiene muchas veces su propia idiosincrasia lingüística según su zona.
La familia, es sin duda la base de todo en el mundo gitano y dentro de ella, el respeto al mayor, el cuidado en la ancianidad y las celebraciones de cada acto que supone la vida en familia: bodas, noviazgos, fallecimientos, hermandad…bajo el absoluto respeto a la alegría y el dolor. La solidaridad, la hospitalidad y la fidelidad es la fuente de “riqueza” de la que vive el grupo familiar y el apoyo constante entre ellos. Ceremonias sociales como el “pedimento” o la “boda” se hacen eco de estos valores en sus diversos ritos.
Y que decir del Flamenco ya que todo lo inunda. Marca desde el primer momento en el Arte, la música y sobre todo el baile. El flamenco está popularizado en cualquier parte del mundo, teniendo su principal arraigo en nuestra tierra, Andalucía.
Recuerdo una maravillosa película de Disney como era “El Jorobado de Notre Dam”. Película de 1993 que habla de lucha de clases, de persecución de gitanos en la floreciente París, Con gárgolas animadas y con un solitario hombre jorobado en la Catedral de Notre Dam. Tras una importante aventura de poderes y ciudadanos, nuestro protagonista Quasimodo comienza a sentirse rechazado por el pueblo. Sin embargo, para su sorpresa, una niña se acerca a Quasimodo y lo abraza, permitiendo que el resto de las personas finalmente le den la bienvenida a su sociedad, recibiéndolo como a un héroe, tras salvar la vida de la Gitana. Extraemos de esta película la siguiente frase:
“La vida no es un deporte de mirones. Si pasas el tiempo observando, verás tu vida pasar y tú te quedas atrás”.
Me encanta poder decir a los Futuros Mediadores, que tengo la suerte de formar en mis cursos, que la vida hay que vivirla, con sus alegrías y tristezas. Los conflictos son inevitables de tal manera que trabajar por su eliminación sería absurdo; lo que si es evitable es dejarlos pasar sin hacer nada porque volverían a reverdecer, no debemos dejar que los demás decidan por nosotros mismos. Siempre dije que un Juez, un árbitro, al dictar un “fallo” o un laudo, intenta solucionar un problema, pero porque las partes han querido que sea quien se lo solucione, sin querer hacer el esfuerzo de ir a por ello, dejando la vida pasar y todos sabemos además que tan malo es que no nos den la razón tras un pleito, como que nos la den, pero dilatado en el tiempo. Los Gitanos me enseñaron a amar la vida y sobre todo a vivirla, saliendo continuamente de “mi zona de confort”… y “vivir cada día”.

miércoles, 20 de marzo de 2019

¡Cerremos un trato!: el Arte de la Negociación


¡Cerremos un trato!: el Arte de la Negociación.
Javier Alés. Profesor de U. Loyola Andalucía
Cuando los mediadores intervenimos no debemos de olvidar nunca que nuestro trabajo consiste en “asistir de forma activa” a una negociación entre partes, donde las partes enfrentadas por un conflicto buscan principalmente (aunque esta se la consecuencia de recorrer el proceso de mediación) un acuerdo que satisfaga a cada uno sus intereses o necesidades. De ahí que pensemos que el arte de negociar supone crear un espacio donde los distintos intereses compartan protagonismo y consigamos una   negociación eficaz.
La clave en una negociación es la palabra y por ende la conversación, donde surge el lenguaje verbal y también la reacción del receptor cuando se emiten los mensajes Junto a ello tendremos en cuenta el componente emocional que en toda negociación existe y que puede afectarmucho al resultado final del “trato” o acuerdo
Nuestra formación debe ir encaminada a controlar esas emociones en la comunicación y convertiremos las palabras en “negociaciones eficaces” , porque debido a la tensión y nuestra labor “traductora” de mensajes, mediante la llamada reformulación, creando ese espacio neutro, puede hacer que nos metamos en un laberinto sin salida.
Aprender cómo negociar bien es crucial para el éxito de un acuerdo en mediación, donde buscamos lo que vulgarmente las partes llaman “un trato” y que no olvidemos que se encuentra sostenido por las 4 columnas que lo sustentes: que sea justo, equitativo, estable y duradero. Empecemos pues por nosotros mismos, los expertos en negociación, quienes podemos desvelar nuestros “trucos” para que una negociación sea efectiva. Yo me atrevería a establecer estas diez recomendaciones:
1.    Intenta conocer las debilidades y fortalezas de cada parte para así poder establecer una “carta de navegación en la negociación asistida. Cada uno se puede encontrar en situaciones diferentes.
2.    Consigue que las partes te puedan desvelar aquellas cosas que son irrenunciables y cuales no. Si ellos lo tienen presente siempre podrá producirse una negociación en la que se vea que las partes flexibilizan las posturas y por tanto existe avance.
3.    Intenta que las partes puedan reconocerse aunque no compartan sus puntos de vista. Esto te situará en un nuevo escenario donde con independencia de lo actuado, se espere un punto de inflexión donde ambos compartan el futuro que esté por venir en sus relaciones.
4.    Establece un calendario realista de trabajo. Crear esa hoja de ruta o calendarización, permite que se traten los puntos ordenados y no se avance hasta que no queden resueltas las cuestiones “prometidas”. Para ello necesitas paciencia y sabiendo que muchas veces el tiempo será tu aliado. Tal vez necesiten consultar a alguien para que les ayude a tomar la decisión. Las decisiones precipitadas son malas consejeras.
5.    Tienes que estar dispuesto al cambio. En las negociaciones, conforme se avanza, muchas veces surgen condiciones o circunstancias que no se veían en la punta del iceberg y que ahora afloran, cuando has conseguido un buen “rapport” , por eso siempre mencionamos tanto en nuestra formación como mediadores la palabra “flexibilidad”. Dicen los expertos que “El primer borrador debe ser negociado y cambiado”.
6.    Encarga tareas de futuro. Las partes en una negociación deben trabajar tanto o más que tu, en el sentido de que al ser los verdaderos protagonistas, deben plasmar aquello que desean de forma clara y contundente. Siempre se dice que no es lo mismo lo que se dice que lo que se escribe…¿me lo puede usted poner en un e-mail?. Siempre simplificaran sus pretensiones para acertar en la diana del acuerdo.
7.    Si hablamos de empresas…las negociaciones abren vías a nuevas oportunidades de negocio y a planes de expansión y crecimientoNegociar es un ejercicio que se perfecciona día a día, practica…teniendo claros los objetivos, recabando la información solo necesaria y planeando las intervenciones y preguntas que haremos.
8.    Escucha, empatiza, verbaliza…todas las técnicas y habilidades que puedas aprender deberás dominarlas para en función de la negociación que se produzca, sacarlas encima de la mesa, ese es el “as de la manga” que muchas personas creen que tienes y que no saben “cómo lo haces”. Y no te olvides del sentido del humor, que más de una vez hará falta.
9.    Ten una gran actitud. Mediación, comunicación, negociación… todo requiere de actitud porque “dos no llegan a un acuerdo si uno no quiere”, no lo olvides nunca.
10. Pregunta y Pregunta. No te canses de preguntar… “preguntando se llega a Roma”, siempre de forma prevista, sabiendo que objetivo conseguir con la misma, en tono abierto o conciliador, o en tono explorador y dinamizador, pero prepara bien las mismas. Y cuando no…utiliza el silencio.
No puedo más que terminar este breve ensayo diciendo que la vida es pura negociación. Buscamos un trato allá por donde vamos y ante esto nada más importante que la Inteligencia emocional
“Cuando entres en una negociación asume que las dos partes vais a buscar vías para ser lógicos” y por tanto ver más allá de lo que nos atañe y si no, en la negociación ayuda a que todas las partes lleguen a ese lugar donde se fragua el “trato” y “da tu palabra”… consigamos que el honor de la palabra vuelva a nuestra vidas. 
Marzo de 2019

lunes, 18 de marzo de 2019

LA NECESARIA MEDIACION INTERNACIONAL: CONFLICTOS ACTUALES EN EL MUNDO, ¿LOS CONOCES?


LA NECESARIA MEDIACION INTERNACIONAL: CONFLICTOS ACTUALES EN EL MUNDO, ¿LOS CONOCES?
En uno de los mapas que nunca nos gustaría ofrecer como cuaderno de viajes, podemos ver el alto nivel de conflictividad que asola el mundo y en el que las Instituciones Internacionales están abocadas a trabajar de forma inmediata mediante la “mediación internacional”. Muchas veces los mediadores nos quedamos en la esencia personal de la gestión de conflictos, pensando quizás en lo difícil de la implantación de la “cultura del acuerdo” en nuestra propias fronteras, pero desde que tengo el gran honor de presidir un Foro Internacional de Mediadores Profesionales, mis propios compañeros de “viaje” me han enseñado que ya no hay fronteras y que como bien reza el slogan de mi Universidad Loyola: “el mundo es tu casa”.
Y viajando por el mundo me gustaría llamaros la atención a los conflictos existentes en pleno 2019, porque todos ellos están tan lejos y tan cerca que no podemos obviar.
En Sudán del Sur, en Uganda, el campo de refugiados de Acnur, es una “ciudad efímera de unas 100.000 personas”, que huyen de la guerra en Sudán del Sur, una de las más violentas de este siglo. Incluso a pesar de que en 2018 se gestionó un “acuerdo de Paz” entre los propios líderes del país, siguen existiendo violaciones continuadas de los Derechos Humanos. Siguen embarcados en una gran guerra civil. Según nos indican muchas publicaciones, algunos expertos afirman que la lucha por el poder tiene razones económicas debido a que Sudán del Sur es uno de los productores más importantes de petróleo y, además, cuenta con numerosos yacimientos de oro, plata, diamantes, zinc, volframio, cobre, cromo…
Afganistán es otro de los focos desde hace años, que cada aniversario recordamos desde los atentados del 11 S en Estados Unidos. La guerra estalló en este lugar en el 2001. Gobierno Afgano y talibanes continúan a día de hoy en pie de guerra, ya que estos no cesan en su empeño de atacar puestos militares y a la propia población civil. La decisión de la Administración Trump de evacuar el grueso de las tropas de Afganistán, la guerra más extensa de la historia de Estados Unidos, y de desentenderse de Irak, están creando cada vez más caos con el potencial peligro de que estos territorios terminen siendo nuevamente campos de entrenamiento de terroristas. A pesar de todo ello se produjo a mediados de 2018 un alto al fuego con ocasión de la celebración del final del Ramadán, algo que nos duró mas de 3 o 4 dias, por lo que en ningún momento podemos decir que cesara la guerra.
La violencia es continua y el final de la misma se antoja al día de hoy imposible, ya que está arraigado en cada familia afgana. . El ISIS aún tiene bajo su control algunas comunidades remotas y parcelas del desierto en ambos países mientras aumenta su presencia tanto en Afganistán como en Libia.
En Nigeria nos encontramos con la violencia de Boko Haram donde se ha producido casi 2 millones de desplazamientos internos, de personas que han abandonado sus casas ante la violencia del grupo Islamista. La violencia existente en el país causo muchas victimas, hasta el punto de estar al día de hoy cifradas en unas 50.000. Un país asolado por la guerra, la hambruna y la continua violación de los derechos humanos, sobre todo de personas de religión musulmana y de niñas y mujeres de todas las edades, razas y creencias.
En Turquía, el problema viene de lejos. Es un problema étnico que desde 1984, el Partido de los Trabajadores Kurdos, lucha contra el estado turco para reclamar mayores derechos culturales y políticos. El conflicto entre Estado y PKK, ha causado numerosas víctimas y sobre todo llevó a que el Gobierno ”tachara” de grupo terrorista al mencionado Partido. 
Birmania es también lugar obligado de “este viaje por la conflictividad internacional” ya que tiene un gran conflicto abierto desde hace pocos años de carácter religioso, donde surgen asesinatos indiscriminados y el saqueo y sabotaje de pequeños nucleos urbanos, entre la comunidad musulmana y la budista . Hasta tal punto ha sido asi, que Naciones Unidas hablaba de “limpieza étnica” para establecer la actividad del Gobierno Birmano. Así, la comunidad Roghinyá se ha visto obligada a cruzar la frontera y refugiarse en Bangladesh.
Uno de los conflictos que mas trascendencia tuvo recientemente ha sido en Siria donde “la herida permanece abierta”. El número de refugiados y desplazados internos no es comparable a ningún otro conflicto del siglo XXI.
Según datos de ACNUR, “Antes de la guerra, en Siria vivían 20 millones de personas. De todas ellas, al menos 278.000 han muerto, 6 millones han cruzado la frontera y otros 7 millones han abandonado sus casas para trasladarse a otras zonas del país menos conflictivas”.
En Yemen tenemos una crisis humanitaria desatada por el conflicto entre el gobierno, apoyado por los sauditas, y los “rebeldes huties, que tienen el soporte de los iraníes”, es en este momento la más grave del mundo., podemos decir que casi 6 millones de yemeníes se enfrentan a una "grave inseguridad alimentaria aguda", según la ONU. Eso significa que uno de cada dos yemeníes no tiene suficientes alimentos. Los combates comenzaron a fines de 2014.
Más recientemente en Venezuela el remanente del populismo latinoamericano enfrenta un año convulso que lo aproxima un poco más al abismo. Nicolás Maduro en la presidencia de Venezuela sin el reconocimiento de casi todos los países del continente hace que los niveles de inflación ya alcanzan cifras escalofriantes y la pobreza tortura a casi el 80% de la población, se registran casos de enfermedades erradicadas como la difteria, y la ONU cree que en este 2019 otros tres millones de venezolanos intentarán huir del país.
Ante todos estos conflictos tenemos que decir que los instrumentos de acción colectiva prevista por los paises, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, están paralizados casi sin poder de reacción. Y los de responsabilidad colectiva, como la Corte Penal Internacional, son ignorados y menospreciados, lo que nos lleva a la inexorable necesidad de MEDIACION INTERNACIONAL. Organismos de Mediación.
Ante todo esto en este artículo que no ha supuesto más que recopilar investigaciones realizadas para ver nuestro panorama actual de conflictividad, tenemos que decir que a veces el árbol no nos deja ver el bosque o, en este caso, el exceso de información por los numerosos medios que existen en la actualidad, nos impide conocer de verdad estos problemas, por qué se han producido y, lo más importante de todo: qué podemos hacer entre todos para conseguir rebajar la conflictividad internacional.
Por eso desde estas páginas no puedo decir otra cosa más que tu papel como mediador es importante. Y lo es en cuanto que las vías de solución a los conflictos internacionales están en manos de los Estados y organismos internacionales, pero todo empieza desde nuestra Tribuna, desde nuestra posición; siendo conscientes que las grandes obras se han realizado gracias a pequeños inicios y más cuando millones de personas sufren con los conflictos que hemos mencionado. Nuestra casa es el mundo y desde nuestra atalaya… creamos lideres para el mundo. Universidad Loyola Andalucía.

viernes, 8 de marzo de 2019

ES NIÑA OTRA VEZ


ES NIÑA OTRA VEZ
Y ASI… hasta cuatro veces. Y no solo era feliz para la eternidad, sino que nunca fue intención “buscar el niño” como me decía vulgarmente. Cuatro mujeres ya que hoy celebran su día internacional y que gracias a Dios han roto todos los estereotipos porque su madre se encargó de conseguir demostrar que como una mujer… nadie. Por eso hoy y siempre, yo también me siento mujer, hoy y siempre voy a visibilizar la verdad, para conseguir que las aportaciones de las mujeres a esta sociedad sea muy tenida en cuenta.
“Desde hace siglos, la sociedad ha eclipsado a una gran cantidad de mujeres que han trabajado duro en unas condiciones complicadas” y debemos cambiar este sentido que solo se puede producir cuando el sistema educativo público y el privado en cada una de nuestras casas logren el cambio real.
Seria importante hacer ver esa realidad invisible que cada día llega  ser habitual y que sirve para homenajear a aquellas mujeres con las que tengo la suerte de compartir mi vida. ¿Queda trabajo por hacer?... sin duda, pero ya es hora que pueda empezar un hombre, desde mi perspectiva, a derribar estereotipos, absurdos que la sociedad hizo y que hoy no deben tener sentido. Novia, amigas, compañeras, madre, investigadora, abogadas, profesora, estudiantes, profesionales…asi son, libres, ellas mismas. Es hora  de hablar y decir…
-       Que las mujeres no son malas para el deporte… en casa hay desde tenista a jugadora de baloncesto que lo hacen mucho mejor que nadie.
-       Que las mujeres no saben conducir…en casa hay 5 carnets de conducir y ni que decir tiene que la orientación, la conducción, la paciencia para llegar a su momento y para conseguir los objetivos que nos marcamos cuando viajamos, tienen nombres y apellidos
-       Que las mujeres no les gusta el fútbol…si fuerais conscientes las veces que me han dicho nuestras hijas “Papá hoy no vas a ir al partido, pues nosotras si”, te estas convirtiendo en “un sevillista de finales”
-       Que las rubias son tontas… pues serán en otro mundo porque con aquellas con las que ando por mi vida, rubias todas, son graduadas, abogadas, jefas, profesoras…
-       Que las mujeres son demasiado sensibles…pues fuera de que sea cierto en lo emotivo y que es positivo, con las que convivo me hacen sentir pequeño cuando de lucha y pundonor se trata ante las piedras que pone nuestro camino.
-       Una mujer es hija, madre, trabajadora, buscadora profesional del buen rollo en la familia, solucionadora de problemas, amiga, consejera, psicóloga, ayudante de primeros auxilios, maestra de la vida y sobre todo con la mayor capacidad de escucha activa que existe en los seres humanos.

-       ¿Realmente creen que me `preocupaba que fuera niña otra vez? Ayúdame a contarlo y derribar mitos y estereotipos y compártelo ¡Y comencemos a decir las cosas como son!
Feliz día internacional de la mujer. Dedicado a las mujeres de mi vida.

·       



lunes, 4 de marzo de 2019

Criminología y Mediación. Una relación de futuro


Criminología y mediación. Una relación de futuro

Cada día más la mediación busca ramificaciones donde lograr los frutos deseados, la mayor pacificación de la sociedad, ya que las fórmulas de “solución penal” no proporcionan los resultados esperados, sobre todo en el ámbito de la reinserción y resocialización. Podemos decir que hay más delitos, más delincuentes de diversos tipos y que la cifra de la criminalidad según donde se trate, aumenta casi lo mismo que disminuye la confianza en nuestro sistema penal.

El derecho penal tal como lo conocemos intenta resolver los conflictos mediante la imposición de penas, y con ello conseguir un mejor orden social, mientras que, el “matrimonio” compuesto por la criminología y la mediación intenta además de solucionar el conflicto, quizás lo más importante, prevenir nuevas actitudes futuras generadoras de conflictos y el entendimiento por parte de la víctima de lo sucedido aunque no lo comparta.

Asi podemos decir que si los mediadores pueden intervenir activamente en la gestión de conflictos penales, puede surgir un “nuevo punto de vista” que genere una mayor comprensión e imagen tanto de la justicia, como de la sociedad y el delincuente desde el prima de la víctima que participa como uno más del proceso.  Proceso de Mediación Penal que conlleve de forma adecuada uno de los aspectos más importantes de futuro, la llamada “justicia restaurativa”, donde los sujetos activos y pasivos de los delitos, celebran encuentros “reparatorios” que buscan el entendimiento y lo más importante, la prevención del futuro.

El profesor Moreno Cruz, en su manual  “El nuevo proceso penal mexicano”  define al acuerdo reparatorio como “el convenio al que llegan la víctima y el ofendido con el propósito de dar por terminado el procedimiento penal”, por lo cual hablamos de son una salida alternativa del procedimiento penal, el encuentro junto al mediador se produce entre el imputado o como bien llamamos hoy el investigado y la víctima, y ademas sirve para establecer las bases sobre las cuales se va a gestionar el conflicto. No debemos de olvidar que si se consigue el acercamiento y entendimiento entre ambas partes, la sociedad se beneficia yb podemos cerrar un capítulo más de los procesos penales.

Si entendemos que la criminología, se encarga del estudio de las “complejas conductas antisociales” generados por el individuo y la reacción social que suscita. Al conocer las causas de la conducta antisocial, tratará de prevenirlas, y si ya se lleva a cabo la conducta antisocial, dará tratamiento para su rehabilitación. García-Pablos, también resalta “la interdisciplinariedad de la criminología, al expresar que la criminología es una, ciencia empírica e interdisciplinaria que tiene por objeto el crimen, el delincuente, la víctima y el control social del comportamiento delictivo; y que aporta una información válida, contrastada y fiable sobre la génesis, dinámica y variables del crimen —contemplado éste como fenómeno individual y como problema social, comunitario—; así como sobre su prevención eficaz, las formas y estrategias de reacción al mismo y las técnicas de intervención positiva en el infractor” . No menos importante entonces será hablar del criminólogo, como “actor” en este proceso de mediación penal, dado que por su formación debe conseguir que su intervención, práctica, esté enfocada tanto a buscar la solución de un conflicto, como a la prevención de la conducta antisocial del delincuente, contando para ello con la víctima; por su conocimiento y formación un graduado en criminología puede ser agente de cambio, gestor de conflictos, mediador de partes, interventor en la justicia restaurativa, facilitador de la palabra y el entendimiento.

Conseguir “nuevas miradas” entorno al delito y al delincuente es objeto de mediación, un método para la gestión del conflicto donde las partes de forma totalmente voluntaria, desean encontrarse en un espacio neutral donde se facilite el entendimiento y la búsqueda de “acuerdos” por ellos mismos, en la medida de lo posible, que palie de alguna forma lo sucedido. Por ello creo que es un gran reto poder ampliar los puntos de ira del criminólogo, hasta el punto de incluir en su formación universitaria la asignatura de mediación penal, algo que la Universidad Loyola Andalucía vio fundamental desde su creación de los planes de estudios y que muestra una nueva salida profesional a sus alumnos.

Un nuevo reto, una nueva ilusión en el campo de la criminología y la mediación, para paliar quizás: la lentitud de la justicia penal, el resentimiento social contra el delincuente, la desconfianza misma en el proceso penal si sirve para su verdadera función, y la participación de la víctima que tan olvidada estaba y que restaura sus heridas.

sábado, 23 de febrero de 2019

El abogado en la búsqueda de la JUSTICIA, el DERECHO Y la PAZ .


Javier Alés, Abogado

Era el año 1985 cuando dirigí mis pasos hacia la ceremonia de Jura de nuevos letrados en el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla y desde aquel año acompañé incluso como “padrino” a muchos letrados que a su vea habían sido alumnos míos y tuvieron el enorme detalle de pensar en mi para ser “bautizados en esta bendita profesión”. Y siempre hemos tenido en nuestra “maleta” aquellas palabras que nos dirigieron desde las autoridades, que reflejaban nuestro devenir futuro gracias a un Profesor y prestigioso abogado Uruguayo, Eduardo Couture, que en los años 50 del siglo pasado nos animaba con un decálogo apasionante:

·         "Estudia: El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado."
·         "Piensa: El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando."
·         "Trabaja: La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de las causas justas."
·         "Procura la justicia: Tu deber es luchar por el derecho; pero el día en que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia."
·         "Se leal: Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas."
·         "Tolera: Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya."
·         "Ten paciencia: En el derecho, el tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración."
·         "Ten fe: Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia. Y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia ni paz."
·         "Olvida: La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota."
·         "Ama tu profesión: Trata de considerar la abogacía de tal manera, que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti, proponerle que se haga abogado."

Cuanta verdad, cuanta reflexión cada día, cuanta pasión por hacer de nuestra profesión de abogado cada día mejor y sobre todo cuanto amor, hasta el punto que hoy puedo decir con orgullo en este último precepto que tres de mis cuatro hijas son abogadas, y no solo eso, también añado que tres de mis cuatro hijas… son mediadoras. Y no porque la cuarta no lo sea o haya querido ser, sino que por su edad todavía no eligió “destino”.

Por eso me atrevo a escribir estas líneas con “conocimiento de causa” aquella que nos trae en la búsqueda de la paz y el respeto de los derechos humanos, a través de la justicia, donde el poder de la palabra, debe utilizarse para el respeto y el honor y si me permitís, para conseguir que el abogado sea cada vez más humilde en la búsqueda de soluciones.

En el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz en 2018 que lanzó Su Santidad el Papa Francisco, sugirió cuatro «piedras angulares» para la acción y búsqueda de la paz y el respeto de los derechos humanos:acoger, proteger, promover e integrar. 

Y refiríendose en su discurso a esta última, la integración, indicó que es «un proceso bidireccional», con derechos y deberes recíprocos.

En esta época que estamos viviendo en Europa tanto como en américa, nunca está de más recordar, que debe ser quien acoge, la sociedad que como bien indicaba el Papa Francisco“está llamado a promover el desarrollo humano integral, mientras que al que es acogido se le pide la conformación indispensable a las normas del país que lo recibe, así como el respeto a los principios de identidad del mismo”. Todo proceso de integración debe mantener siempre, como aspecto central de la regulación de los diversos aspectos de la vida política y social, la protección y la promoción de las personas, especialmente de aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”. Y yo añado, somos los abogados uno de los principales valedores para que estos derechos se respeten y se trabaje por la paz entre los pueblos y sociedades.

Solo hay derechos allí donde hay justicia: que de las normas jurídicas o de las costumbres en los distintos países, deriven derechos, que no sería protegidos si el abogado no velara por ello, una de las grandes conquistas en nuestra civilización actual ante la búsqueda de una justicia social.

Interpretar las leyes, mediante la visión de su espíritu, exigir el cumplimiento de las mismas, buscar la verdad en los conflictos, e intentar que las partes tengan también derecho a su autodeterminación, debe ser el trabajo arduo del abogado del futuro y es en este punto donde quienes me conocen, saben que apostaría por la continua formación y ejercicio del abogado en la mediación como la nueva “arma” del siglo XXI para colaborar en la búsqueda de la paz a través de la justicia.

Sin diálogo, debate, reconocimiento, asertividad y prudencia, la justicia podría implorarse, pero la paz sería difícil de lograr. Es el llamado “principio de contradicción” el que nos anima a debatir, respetando que ya sea por un tercero “conciliador o pacificador” o bien en el pleno ejercicio por las partes en un conflicto de ser asistidas por sus abogados colaboradores, en el respeto de los derechos, los que busquen la ansiada “paz”.

Por ello el abogado hoy en día no ve en el cliente un asunto, sino sobre todo una persona, con emociones, sentimientos y porque no decirlo… sufrimiento. Por eso la abogacía es profesión y vocación. Es pasión y determinación. Es orgullo y comprensión. Es pacificación y reconocimiento. Es en definitiva, amor por el respeto a los derechos humanos y la JUSTICIA con mayúsculas.

Leí una vez que “un buen abogado sólo lo es, cuando no separa su profesión (que no es otra que colaborar y ayudar con la justicia) de su vocación (planteando la justicia como valor)” y ello nos es posible sin una constante búsqueda de la paz.

Justicia, Derecho y Paz son tres conceptos íntimamente unidos, y además, añadiría por último, LIBERTAD, una palabra que nos hace ser nosotros mismos y que nos conmina a ser abogados que conducen a nuestros clientes a ser ellos mismos y que tan solo nosotros, como gestores o mediadores de los conflictos, mediante el Poder de la Palabra, consigamos acuerdos justos, equitativos, estables y duraderos
. Para que una sociedad alcance y mantenga el mayor grado de respeto a los Derechos Humanos, necesita vivir con libertad, justicia y paz, y conseguirlo mediante el derecho.

Quisiera terminar esta reflexión en alto queriendo dedicársela a la Federación Mexicana de Colegios de Abogados y a su presidente Dr. D. José Luis González quienes sin duda con su cariño y amistad me hicieron “mejor abogado”.

lunes, 11 de febrero de 2019

¿COMO PREGUNTAR EN EL PROCESO DE MEDIACIÓN?


En un proceso de mediación, cuando nos comunicamos, principalmente hablamos….gestionamos nuestra preguntas para conseguir que las partes restauren sus heridas. Y cuando hablamos hay que saber preguntar, porque asi conocemos, valoramos, interpretamos, matizamos y decidimos. 

Por eso la pregunta y el estilo de pregunta es importante en nuestro trabajo como gestor de conflictos. Acertar con una pregunta en función al momento en el que nos encontramos en el proceso, se antoja difícil y a la vez fundamental para conseguir que la confianza no se deteriore con nuestro interlocutor, pero a la vez que nos permita avanzar en la búsqueda de un acuerdo y sobre todo conseguir un espacio nuevo que nos legitime para que reconozcan la parte de razón de cada uno aunque no lo compartan.


Confiar, en el proceso, en la mediación en si y en el mediador no es tarea fácil pero las preguntas ayudan al desarrollo de esta ceremonia de búsqueda de intereses comunes, una vez que sus posiciones se puedan flexibilizar.

Aquí tenéis unas reflexiones personales sobre las preguntas, el tipo de preguntas y el momento de realizarlas que te ayudaran a crecer como mediador.

En primer lugar hablemos del momento en el que nos conocemos por primera vez, en el que las espadas estan en todo lo alto y sobre todo debemos hacer preguntas que relajen la situación y nos coloquen en el lugar de inicio. Tras nuestra presentación, en esa posible primera entrevista donde les informamos para que conozcan nuestra misión en el conflicto, nos podemos encontrar en el momento de validar las siguientes preguntas:

PREGUNTAS QUE LLAMARÍAMOS DE ACERCAMIENTO EN GENERAL:

• TRAS EL presentarnos A LAS PARTES PODEMOS PREGUNTAR CUESTIONES TALES COMO;

¿HAN TENIDO PROBLEMAS POR ENCONTRAR EL SERVICIO? 

¿SE ENCUENTRAN BIEN PARA COMENZAR?

¿HAN ENCONTRADO MUCHO TRÁFICO? O ¿les ha costado aparcar?

Evidentemente nuestra intención es relajar el ambiente y que se encuentren de la forma mas confortable para iniciar, en definitiva CREAR UN AMBIENTE DISTENDIDO.

Seguidamente comenzaríamos con las PREGUNTAS PARA CONSEGUIR INFORMACIÓN y cuya intención quizas no sea otra cosa que valorar si la mediación es la vía adecuada a su conflicto, estas son de carácter abierto, tales como

• ¿QUÉ ESPERAN CONSEGUIR EN ESTE PROCESO DE MEDIACIÓN? ¿POR QUÉ PIENSAN QUE LA MEDIACIÓN LES PUDE AYUDAR? 

• ¿Qué LES HA TRAÍDO AQUÍ?

• ¿EN QUE CREEN QUE LES PUEDO AYUDAR? ¿SABEN ALGO DE LA MEDIACIÓN O PREFIEREN QUE LES COMENTE EN QUÉ CONSISTE?

• ¿Qué DATOS CREEN USTEDES QUE ME PUEDEN AYUDAR?

No debemos olvidar evidentemente de preguntarles sus datos personales, etc. Todas las preguntas que pensemos en este momento de inicio se plantean CON LA INTENCIÓN DE DAR A CONOCER LA MEDIACIÓN Y ESTABLECER LAS REGLAS que seguiremos en el futuro

SI SE TRATA DE SESIONES INDIVIDUALES O CAUCUS, debemos conseguir en esta primera fase, que nos hablen de ellos y no tanto de la otra parte, me gusta referirme aqui, a que podemos conseguir de las cenizas del conflicto, así le preguntaríamos

. ¿Cómo TE SIENTES?

. ¿CUÉNTAME AQUELLO CON LO QUE TE SIENTAS CÓMODO?

. ¿CREES QUE ESTAMOS EN EL CAMINO ADECUADO?

Seguidamente intentaremos IDENTIFICAR EL PROBLEMA QUE TRAEN A MEDIACIÓN, en este sentido las cuestiones o preguntas serian también de carácter INFORMATIVAS

• ¿CUÁL ES EL PROBLEMA QUE HA DESENCADENADO QUE USTEDES ESTÉN AQUÍ? 

• ¿QUÉ ES LO QUE MAS LES PREOCUPA DE ESTA SITUACIÓN?

• ¿PIENSAN QUE LA MEDIACIÓN LES PUEDE AYUDAR ENTONCES Y SER EL CAMINO ADECUADO EN VUESTRO FUTURO INMEDIATO?

Buscamos por tanto la confianza en el proceso de mediación una vez que determinamos que es un tema mediable

. ¿CÓMO DEFINIRÍAN EL PROBLEMA QUE VAMOS A TRABAJAR ENTRE TODOS?

Dado que en esta primera sesión o sesiones es importante definir el problema, sobre todo para que determinemos si les podemos ayudar y sobre todo si es mediable, terminaremos con el PARAFRASEO y RESUMEN de forma positiva de lo tratado:

• ¿SI LES HE ENTENDIDO BIEN PARA USTED ES IMPORTANTE…..Y PARA USTED ES FUNDAMENTAL QUE….. ¿ES CORRECTO? ¿CREEN QUE HAY ALGO MÁS A AÑADIR?

Redefinimos de alguna forma EL CONFLICTO A TRATAR y usamos la repetición o reiteración de lo contado, para conseguir dejar claro información y objetivos a lograr.

Seguidamente en sesiones posteriores, ya una vez que hicimos esa presentación, información, recopilación y redefinición, entraríamos en lo que llamaríamos BÚSQUEDA DE NUEVAS OPCIONES, un nuevo escenario que nos permita trabajar en mediación. En este punto se antojan multitud de preguntas que a continuación relaciono, el objetivo que persiguen y el tipo de preguntas:

Preguntas que mejoran el proceso: 

• ¿PIENSA QUE HAY ALGUNA OTRA VÍA PARA RESOLVER EL PROBLEMA O CREEN QUE VAMOS POR BUEN CAMINO? 

• ¿HAN INTENTADO USTEDES OTRAS SOLUCIONES QUE QUIEREN QUE VALOREMOS AHORA?

• ¿PODRÍAMOS ESTAR EN EL CAMINO IDEAL PARA QUE RECONOZCAN LA PARTE DE RAZÓN QUE TIENE CADA UNO, AUNQUE EVIDENTEMENTE NO LA COMPARTEN?

Preguntas hipotéticas :

• SI OPTÁRAMOS POR SEGUIR POR ESTA VÍA DEL DIALOGO ,¿QUÉ CREE QUE PASARÍA MAS ADELANTE?

• ¿Qué OCURRIRÍA SI LE HUBIERA PASADO A USTED; PÓNGASE EN SU LUGAR?

• ¿HASTA DONDE CREEN USTEDES QUE PODEMOS LLEGAR?

Preguntas que focalizan el conflicto de mediación:

• REALMENTE LAS OPCIONES QUE PLANTEAN CADA UNO SON INTERESANTES, ¿QUÉ

OPINAN USTEDES?

. ¿ESTAMOS DE ACUERDO ENTONCES EN QUE BÁSICAMENTE ESTE ES EL PROBLEMA?

Preguntas que buscan plantear alternativas:

• ENTRE TODAS LAS OPCIONES QUE HEMOS TRABAJADO, ¿CUÁL LE PARECE MEJOR O MÁS VIABLE Y SI ME PERMITE... PORQUE LO CREE?

. ¿HABRÍA ALGUNA OTRA ALTERNATIVA MEJOR?

Preguntas que justifican el avance:

• ¿POR QUÉ CREE USTED QUE ES MEJOR ESTA OPCION QUE LA OTRA? ¿CUÁL CREE QUE ES LA MEJOR OPCIÓN?

• ¿RECUERDAN USTEDES COMO VINIERON EL PRIMER DIA?

. ¿EN QUE CREEN QUE HAN MEJORADO EN ESTAS SESIONES QUE HEMOS TENIDO?

Preguntas focalizadoras:

• ¿CÓMO PIENSA QUE PUEDE MEJORAR LA SITUACIÓN?

• ¿Cómo CREEN QUE PODEMOS AVANZAR EN VUESTRA RELACION?

• ¿Qué ESPERAN OBTENER DE UN POSIBLE ACUERDO?

Sea cual fuere el momento de la mediación y tras estas cuestiones que hemos planteado, merece una especial atención, mencionar aquellas preguntas que nos van a llevar a la NEGOCIACION que al fin y al cabo es nuestra misión

• Preguntas CIRCULARES que buscan animar a las partes al diálogo constructivo, tales como, ¿CÓMO EMPEZÓ EL PROBLEMA? – ¿QUÉ OCURRIÓ?

ENTONCES y ¿COMO REACCIONARON? – ¿CUÁL FUE LA RESPUESTA ENTRE USTEDES?- ¿COMO CREES QUE DEBE SENTIRSE EL OTRO?



• PARA AVANZAR RUEGO PIENSEN EN 10 OPCIONES FACTIBLES QUE PUEDAN PLANTEAR UNA SOLUCIÓN AL PROBLEMA.

• ¿Qué LES PARECE QUE PARA LA PRÓXIMA SESION PENSEMOS EN LO SIGUIENTE…?

. Si no les importa ¿PODRIAN REALIZAR UNA LISTA DE DESEOS QUE QUIERAN CONSEGUIR CON LA MEDIACIÓN, ME LAS ENVIAN PARA QUE YO LAS LEA Y PLANTEE UNA ESTRATEGIA CONCRETA?

Siguiendo con el avance del proceso intentamos cerrar sesiones con agendas y citas próximas:

• ¿LES PARECE QUE QUEDEMOS TAL DIA A TAL HORA?

• ¿QUIEREN USTEDES QUE NOS VOLVAMOS A SENTAR EN ESTA MESA PARA SEGUIR HABLANDO?

. ¿SE HAN SENTIDO BIEN O QUIEREN QUE CAMBIEMOS ALGO EN LA SIGUIENTE SESIÓN?

Con estas preguntas devolvemos el carácter de voluntariedad a nuestro proceso porque son ellos los que deciden seguir adelante.

Si hicieran falta nuevas reuniones individuales, toda vez que en las sesiones conjuntas no se avance por situaciones de desequilibrio, etc, que nos hagan pensar incluso en la dificultad de continuar con el proceso, siempre podríamos tenerlas con las siguientes cuestiones a plantear:

• ¿CUÁL ES LA CLAVE DEL PROBLEMA PARA USTED QUE QUIZAS SE NOS ESTÉ ESCAPANDO? 

• ¿QUÉ ES LO QUE NO TIENE CLARO DE LO TRATADO HASTA AHORA? 

• ¿Qué ES LO QUE LE HACE NO SENTIRSE SEGURO DE UN POSIBLE ACUERDO? 

• ¿CÓMO CREE USTED QUE SERA SU RELACIÓN CON LA OTRA PARTE A PARTIR DE AHORA Y SOBRE TODO QUE ESPERA DE LA NUEVA SITUACIÓN SI LLEGÁRAMOS A UN ACUERDO?

Por último me permitiría recomendar también una serie de preguntas para los momentos finales, aquellos ya sean de sesiones o incluso, porque no, si hemos trabajado correctamente y les hemos hecho participes de su solución, cuidando que hayan sido ellos los artífices de la misma, serian aquellas que llamamos PREGUNTAS DE CIERRE O TERMINACIÓN DEL PROCESO:

• ¿PARECE QUE HAN LLEGADO A UN PUNTO DE ACUERDO ? ¿DESEAN QUE REVISEMOS ALGUNA CUESTIÓN O LO DAMOS POR FINALIZADO? 

• ¿LES PARECE QUE QUEDEMOS PARA FIRMAR EL ACUERDO UNA VEZ QUE LO LEAN? 

• AQUÍ TIENEN EL ACUERDO ¿ES CORRECTO? ¿COMPRENDE TODO LO QUE HABÍAMOS COMENTADO?

• ¿Que les parece si AL MENOS NOS DAMOS LA MANO?



Bueno, por no cansar al lector, quisiera termina diciendo que estas son un tipo de preguntas según las situaciones que se produzcan, ¿son mejores o peores que otras? ¿son las únicas?, sin duda cada mediador tiene su visión, pero al menos he querido tratar de abrir la mente para indicaros que es muy importante preparar las sesiones, no se deben dejar las situaciones al azar, porque si bien, la mediación es flexible, también es cierto que esta el proceso perfectamente estructurado. Es decir… se sabe lo que tenemos que hacer, recordar siempre que somos "modistos de las relaciones humanas que se han roto". Javier Alés