jueves, 30 de mayo de 2013

LECCIÓN DE BOTÁNICA PARA MEDIADORES?


Y porque no¡¡¡ … siempre he dicho en mis conferencias que debemos aprender mas allá de lo que nos enseñan y hoy quisiera compartir con vosotros estos pensamientos:

Un árbol contiene las siguientes partes: Raíz, tallo, hojas, ramas, flores y frutos. Al igual que un conflicto a mediar

La RAIZ es la parte del árbol que queda bajo tierra. Su función principal es la de sujetar el árbol y absorber el agua y los minerales del suelo. La mayoría de los árboles tienen una raíz principal de la que se surgen las raíces secundarias.
Cuando hablamos de “atajar el problema de raíz” nos referimos a esto. A que si no somos capaces de “bucear” en el origen, en la raíz que se encuentra adherida a los sentimientos encontrados, aferrados en el tiempo, que se han ido “sujetando” a la tierra, sin dejar ver mas allá (ni tan si quiera la luz), dificilomente seriamos capaces de poder hacerles ver que es posible la solución y el acuerdo

Dicen los expertos que algunos árboles tienen raíces especiales que se producen con una finalidad diferente que pueden nacer a partir del tronco, las ramas o las hojas. Este es el caso de las raíces aéreas de los ficus buscan el suelo para fijarse y sujetar bien al árbol.  Me gusta pensar en esta similitud en mediación… muchas personas sus raíces han  sido producidas ya desde el inicio en alguna situación de desestructura que muchas veces refleja el comportamiento con el paso de los años

Otras veces, las raíces de ciertos árboles construyen una serie de contrafuertes que amplían la base del tronco para ofrecerle un mayor apoyo. Este tipo de raíces es bastante típico en muchos árboles tropicales. Para mi…. Mediador en ejercicio…. La familia.

Por otro lado está El TALLO Es la estructura del árbol que separa las raíces de la copa, donde se sitúan las ramas y las hojas. En el caso del árbol lo llamamos  tronco. La función del tronco es la de separar las hojas de las raíces y trasportar la savia bruta desde el suelo hacia las hojas y la savia elaborada mediante el proceso de la fotosíntesis. Los troncos, a diferencia de los tallos de las hierbas  contienen un tejido llamado vulgarmente madera. El tallo o tronco de los árboles crece todos los años.

Es tu forma de ser, tus valores, tus principios…. A los que no te pediremos nunca que renuncies cuando acudas a mediación, pero que DEBEN SER COMPARTIDOS PARA QUE PUEDAN SER COMPRENDIDOS Y RESPETADOS

El tallo esta formado por dos tipos diferentes de tejidos: el   que forma la corteza y el que forma la madera . Estos dos tipos de tejidos forman una serie de tejidos conductores   encargado de transportar la savia bruta - agua y minerales- hacia las hojas.

Sobre esta “corteza” es sobre la que trabajaremos en una negociación, como artesanos que somos, una madera “única” en cada caso, que hará del mismo siempre algo especial y distinto. No hay una idéntica madera nunca

¿Y Las HOJAS? Son una de las partes más importantes de los árboles puesto que están encargadas de realizar la fotosíntesis así como la respiración la vegetal. Algunos árboles mantienen las hojas sobre el árbol durante todo el año. Estas se van renovando poco a poco.( árboles de hoja perenne). Otros árboles dejan caer todas las hojas durante una época del año y la copa permanece desnuda ( Árboles de hoja caduca).

Intereses…. Necesidades…. Posiciones, una peremnes, otras caducas, pero siempre intentando dejar ver lo que las partes muestran en un conflicto. Las “hojas” de nuestra vida son las que deseamos mantener o intercambiar; dar o recibir.

Tambien tendríamos Las RAMAS. Son los tallos secundarios que se originan a partir de las yemas. El desarrollo de las yemas produce brotes con hojas cuyo crecimiento total dará lugar a una rama. Según como se produce el crecimiento de las ramas hablamos de ramificación. A mayor “madurez” mas ramas. Todo pueden ser oportunidades. No debemos desechar ninguna, porque a “cualquier rama nos podremos agarrar” para acercar posturas y nunca sabremos de donde puede brotar.

Y Por último…Las FLORES biologicamente son los órganos sexuales de los árboles. No todo árbol da flores o frutos… no toda negociación en mediación llega a un ACUERDO, pero bien es cierto que como todo árbol… aun sin flores, su belleza esta en su simple existencia. Los mediadores somos gestores y como tal aun sin acuerdo, la “belleza” de la gestión está en haber recorrido el camino del dialogo aun cuando no exista al final del mismo “la flor”.

Excepto en algunos casos muy particulares, para que un árbol produzca frutos las flores de este árbol necesitan ser polinizadas . Tiene que haber voluntad…. ACTITUD. Porque sin ella no existe el FRUTO.


Gracias amigos por haber querido compartir conmigo una pequeña “lección de botánica en mediación”. Un abrazo. Javier Alés “botánico” de las relaciones humanas.

2 comentarios:

Sara Isabel Jiménez Alonso dijo...

Increíble inspiración para explicar la mediación, me ha resultado muy original. Un saludo.

Javier Alés dijo...

Gracias Sara de corazón. A lo largo de mi vida profesional siempre he buscado el análisis de lo que estaba cerca para poder aprender de mediacion y meses atras, tambien hice comparaciones con la fotografia o con la caja de herramientas... un fuerte abrazo