jueves, 25 de abril de 2013

HABRIA MEDIACION EN EL CONFLICTO ENTRE ISRAEL Y PALESTINA

Es uno de los temas más encarnizados de la Historia... y para nosotros mediadores que creemos en la cultura de la mediación, que pensamos que hablar puede resover muchas cosas, que es bueno ver el conflicto como una oportunidad... nos duele ver un conflicto de este tipo. Pero ¿que se hace estos años atrás?. En medio de todo este desencuentro entre palestinos e israelíes existen dos organizaciones que han buscado el camino de la paz y el entendimiento. ELCÍRCULO ISRAELÍ DE PARIENTES Y EL MOVIMIENTO NACIONAL PALESTINO POR EL CAMBIO reúnen a 350 familias que han decidido luchar con otras armas: la puesta en marcha de proyectos de sensibilización y mensajes de paz dirigidos a la ciudadanía. Estas familias conocen el horror del conflicto, las consecuencias irreparables del enfrentamiento continuo, como es la muerte de un familiar, la pérdida de un hijo. Y después de esta experiencia, todos ellos consideran que ya han pagado un precio muy alto y que así deben transmitirlo, “no hay diferencia entre los padres y las madres israelíes y palestinos, el dolor es siempre el mismo”, según Yitzhak Frankenthal, fundador del Círculo Israelí de Parientes. Para llevar esta otra realidad al resto de palestinos e israelíes, ambas organizaciones han puesto en marcha talleres y charlas en escuelas y comunidades. En Israel, el Círculo Israelí de Parientes, puso en marcha el año pasado una campaña que llegó a decenas de escuelas y que explicaba a los adolescentes la necesidad de la reconciliación. Otra de las iniciativas tomadas por esta gran familia ha sido la de acercarse hasta Nueva York para relatar su historia ante los miembros de las Naciones Unidas y pedir a este organismo que dé pasos concretos para poner fin a la violencia y llevar a los líderes políticos israelíes y palestinos a la mesa de negociaciones. Así se expresan algunas de estas personas que luchan contra el odio y la venganza: “No significa que olvidaremos lo que nos ha ocurrido, pero debemos trabajar juntos para ayudar a los demás.” “No queremos que otras familias prueben lo que nosotros ya hemos vivido.” “Si todas estas familias hemos conseguido sentarnos juntas y empezar a trabajar y convivir, no creo que los líderes políticos no puedan hacerlo.”

2 comentarios:

Javier Montero dijo...

La mediación es de la ciudadanía. Pertenece a los hombres y mujeres, a sus sentimientos e intereses como colectivo. Si dejamos a un lado los intereses del Estado, las de los Gobierno y sus líderes, claro que es posible esa mediación. La gente humilde, la de la calle que tiene hijos e hijas, pequeños, quieren la paz. Siempre.

Javier Alés dijo...

Javier siempre tan acertadas tus matizaciones, es un lujo tenerte como amigo. Un abrazo.