martes, 15 de enero de 2013

QUIERES SER ALQUIMISTA DE LA MEDIACION?

QUIERES SER ALQUIMISTA DE LA MEDIACION La Alquimia como la mediación, en la antigüedad era objeto de una ocultación completa por parte de los alquimistas, en especial desde que se estableció la Inquisición en España, debido a la implacable persecución de hecho a que se les sometió. Muchos de los "químicos" terminaron sus días en las hogueras "purificadoras", con la excusa del clero de acusarlos de herejía, satanismo y un sin fin de barbaridades que no tienen nada que ver con las Ciencias Herméticas, y según proponen algunos de los "ocultistas" postmodernos, con el fin de impedirles un nuevo "renacimiento" en esta tierra. En mis inicios como mediador todo el mundo me decía… ¡eso no sirve para nada! O ¡yo siempre he sido mediador… esto no es nada nuevo!, ¡esto es cuestión de abogados y de nadie mas…! ¿Os suenan algunas de estas frases?. Haciendo oídos sordos seguí adelante, cuidé la mediación, en mi despacho “a oscuras” probé y probé, formulas para poder ayudar a la gente y estas han sido mis conclusiones: 1 ) Que es prácticamente imposible llevar a buen término el estudio completo de una Obra sin la ayuda de un Maestro. Tiene muchas particularidades y procedimientos que paralizan el progreso para aprender la “alquimia de la mediación”, en cada uno de los determinados puntos en que se aplican, si no se conocen estos procedimientos o maneras de trabajar cada conflicto. Luego… como las viejas escuelas, acrecaros a quien ya lleve tiempo en el proceso de mediación… os ayudará en vuestro aprendizaje 2 ) Que para ser alquimista o mediador se requieren unas condiciones especiales en la persona, (igual ocurre para ser músico, químico, matemático etc., para lo que se necesita ser capaz). Dichas condiciones particulares te llevan sin lugar a dudas a SENTIRTE MEDIADOR. También es necesaria la voluntad de trabajar en ello, sin la cual nada se hace, recordad siempre…. ACTITUD. Pensad siempre que decepcionados por no poder convertir el plomo en oro, muchos avaros y codiciosos se sintieron defraudados de ésta ciencia, desacreditándola e incluso ridiculizando a todo aquel que se atreviera a trabajar con ella Hoy en día considerarse alquimista es apartarse de lo establecido, de la mecánica de la vida, y por lo tanto ponerse en contra de las mentes que piensan … que el conflicto no es una oportunidad y nosotros si lo vemos Muchos se han perdido en el laberinto del error, se han dejado llevar por discusiones y charlas intrascendentes, que les han alejado más y más del sendero de la luz, en algunos casos, se conformaron con simples cuentos o relatos, más o menos entretenidos, pero la alquimia, en su práctica, nos entrega experiencias reales y no divagaciones.

4 comentarios:

José Antonio Pérez Muñoz dijo...

Un artículo bastante interesante, estoy de acuerdo contigo, Javier. Creo que lo principal para conseguir un cambio en esta vida lo primero que hay que hacer es creer que el cambio es posible, apartarse de aquellas personas que dicen no se puede cambiar, que no hay solución, sin embargo, para ser un buen mediador o mediadora y creer en ello es ver el conflicto como una oportunidad de cambio y crecimiento personal, con una actitud hacia ello que no todo el mundo la tiene.
Pienso que es bueno tener conflictos, es como aquella persona que nunca se equivoca en nada, seguramente no sabrá nunca si lo que hace está bien o no para los demás, en cambio, el que que se equivoca sabe enderezar su camino para ir por el correcto, eso es el conflicto, saber donde nos hemos equivocado, rectificar y seguir adelante creciendo como personas en una sociedad cada vez más compleja. Gracias.

Javier Alés dijo...

Jose Antonio gracias por tus palabras... son magnificas de verdad y obedecen a alguien que de por si es mediador. Un fuerte abrazo. Javier

Anónimo dijo...

Gracias como siempre, Javier.
Coincido en lo que dices y creo que ambas conclusiones se relacionan entre sí. Me refiero a que el recelo o desconfianza que a veces se observa respecto a la mediación es mucho más llevadero con las referencias de maestros que, además comparten su experiencia con gran generosidad.
Muchas gracias por "maestría"
Maribel Montero

Javier Alés dijo...

Maribel, que alegria verte por aqui porque si existe este blogh es entre otras cosas para compartir con mediadoras profesionales como tu. Un beso. Javier